Como mirar si estoy en el erte

Tecnologia

Pagos del erte

Si se ha realizado un ERTE en tu empresa por fuerza mayor tras el decreto de suspensión de actividad o cierre del establecimiento donde trabajabas y ahora estás encerrado en casa, te estarás preguntando qué va a pasar, cómo te van a pagar, cuánto y quién.
Un ERTE finaliza cuando la situación que lo provocó ha terminado. En las circunstancias excepcionales en las que nos encontramos, si el ERTE en tu empresa ha sido motivado por fuerza mayor tras la declaración del estado de excepción, el ERTE finalizará con el decreto de finalización del estado de excepción.
Excepcionalmente, el Gobierno ha aprobado que los trabajadores afectados por un ERTE por fuerza mayor tras el decreto del estado de excepción, no necesitarán haber cotizado previamente al menos 360 días, ni tener ingresos inferiores al 75% del mínimo interprofesional, para poder percibir la prestación por desempleo.
Esta prestación por desempleo consistirá en: o El 70% de la base reguladora del salario bruto durante los primeros 180 días.o El 50% de la base reguladora del salario bruto desde el día 181 hasta la finalización de la prestación por desempleo.

Sepe erte

El Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) es una autorización temporal para una empresa a través de la cual puede suspender uno o varios contratos de trabajo durante un tiempo determinado. Por lo tanto, a través de un ERTE, las empresas estarán exentas de pagar los salarios de los trabajadores.
Tal y como nos cuentan nuestros abogados especialistas en derecho laboral, ante un ERTE, los trabajadores seguirán vinculados a la empresa, pero no percibirán salario alguno por parte de la misma, ni generarán derecho a vacaciones o a la paga extraordinaria, durante el tiempo que el trabajador permanezca fuera de su puesto de trabajo
Una de las causas que regula el artículo 47.1 del Estatuto de los Trabajadores (en adelante, ET), es el caso de que las empresas se encuentren con dificultades empresariales que dificulten la continuidad de la actividad económica. Si es así, el empresario puede suspender el contrato o reducir la jornada de sus trabajadores temporalmente, siempre que acredite que existen causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.
Se considera que existen causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprende una situación económica negativa, en casos como la existencia de pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos ordinarios o ventas. También se puede acreditar si las pérdidas económicas persisten durante dos trimestres consecutivos.

Erte spain

La paga extra se reducirá proporcionalmente. Un ERTE de suspensión es diferente a un ERTE de reducción. En el primero, los trabajadores no devengarán el derecho a las pagas extras, mientras que en un ERTE de reducción se calculan en proporción a las horas trabajadas.
En cuanto a las vacaciones, se aplica exactamente el mismo criterio que para las pagas extras. Esto significa que las vacaciones no se devengan mientras se suspende un ERTE por fuerza mayor, ya que se suspenden los contratos de trabajo.
Los trabajadores afectados por los ERTE tienen derecho a disfrutar de sus vacaciones, pero los días libres que tengan mientras estén en un ERTE no cuentan para la cantidad de vacaciones a las que tienen derecho. En consecuencia, los empleados verán reducidos sus días de vacaciones en proporción al tiempo que no han estado prestando sus servicios.
Los ERTE debidos a ETOP (razones financieras, técnicas, organizativas o de producción) deben tener en cuenta todo lo dicho al respecto durante las conversaciones con los representantes de los trabajadores (o la comisión negociadora).

Como mirar si estoy en el erte en línea

Un ERTE es un expediente de regulación temporal de empleo. Básicamente es una suspensión de contratos pero de carácter temporal o incluso puede suponer una reducción de jornada.
Por el momento no hay ningún plazo. Sin embargo, se estipula que lo más razonable sería que se estableciera por un periodo superior a 15 días. De este modo, el empresario puede tener un mayor margen en caso de que la situación se extienda.
Normalmente, los trabajadores que se encuentran en esta situación pueden solicitar la prestación por desempleo, siempre que hayan cotizado más de 360 días o cuando sus ingresos no superen el 75% del salario mínimo interprofesional.