Senegal lugares de interés

Naturaleza

Senegal lugares de interés 2020

Caótica, colorida, cosmopolita y colonial, Dakar se extiende a lo largo de la parte sur de la península de Cap-Vert, en el océano Atlántico, y es la más europea de las ciudades africanas, con más de dos millones de habitantes. Es un lugar muy agradable para vivir y visitar. Cada barrio tiene su encanto y su ambiente. Pasear a pie o desplazarse en taxi son actividades divertidas y llenas de descubrimientos interesantes.
El punto de referencia fundamental de la ciudad es la plaza de la Independencia, centro empresarial y administrativo donde tienen su sede los bancos y las principales compañías aéreas.  Pero el corazón palpitante de Dakar es sin duda la Medina, dominada por el minarete de la Gran Mezquita. Su estructura refleja la de un pueblo africano en el que los espacios se construyen alrededor de un patio interior en el que un baobab o una ceiba son el centro de atención. Las calles en forma de laberinto, las pequeñas tiendas y los mercados dan vida al barrio, convirtiéndolo en un lugar muy interesante para visitar.
En la avenida Pompidou, una calle muy concurrida, se encuentran numerosos restaurantes y establecimientos de comida rápida, donde se puede tomar un chawarma (un rollo de pan plano árabe con carne, verduras y patatas fritas) mientras se explora la ciudad.

Datos curiosos de senegal

Este artículo contiene referencias a productos de uno o varios de nuestros anunciantes. Es posible que recibamos una compensación cuando haga clic en los enlaces a esos productos. Las condiciones se aplican a las ofertas que aparecen en esta página. Para una explicación de nuestra política de publicidad, visite esta página.
Viajar a países subdesarrollados puede ser una empresa desalentadora, pero los aspectos positivos -como las nuevas perspectivas culturales, la amabilidad de los lugareños y los precios asequibles- a menudo superan las posibles complicaciones. Los senegaleses están encantados de compartir su hermosa cultura con los turistas y tratan a los visitantes con el máximo respeto, así que, una vez que sepas todo lo esencial, no me cabe duda de que pasarás unas vacaciones maravillosas como yo. Esto es lo que debes saber antes de tu primer viaje a este increíble país.
Senegal es un país mayoritariamente musulmán, pero no hay que preocuparse por cubrirse las rodillas, la cabeza o los hombros en la mayoría de las zonas. En las aldeas y ciudades más grandes, la mayoría de las mujeres locales no llevan hijab, y no se le faltará al respeto por no cubrirse como podría hacerlo en partes de la India, Malasia u Oriente Medio. De hecho, muchas mujeres locales prefieren los vestidos tradicionales senegaleses -que dejan al descubierto el cuello y los brazos- o la ropa moderna, como los pantalones cortos y las faldas. Cuando las mujeres se cubren la cabeza, no suele ser por motivos religiosos, sino para protegerse del intenso sol africano. En resumen: vestirse como lo haría normalmente en un clima cálido y húmedo, como llevar pantalones cortos y una camiseta sin mangas, no provocará miradas ni le hará sentirse incómodo aquí.

Wikipedia

Cosas que ver y hacer en SenegalAtracciones en SenegalCasamanceCasamance se encuentra entre Gambia (que es un enclave cercano a Senegal) y Guinea-Bissau. Como Gambia se encuentra entre Casamance y la parte norte de Senegal, Casamance conserva una identidad única: muchos de sus habitantes tienen creencias tradicionales, por ejemplo.Casamance, Cap SkirringCap Skirring es una ciudad de la costa atlántica situada en el extremo suroeste de Senegal, a pocos kilómetros al norte de Guinea-Bissau. Sus playas de arena y su ambiente relajado son un buen punto de partida para los turistas que buscan relajarse.Casamance, Kafountine

Historia de senegal

El país más occidental de África continental ocupa un colosal recorte del Sahel. Se extiende desde los límites de los bosques guineanos hasta el fondo del Sahara, y ofrece destinos fascinantes en abundancia.
Por ejemplo, la capital, Dakar: una ciudad de mercados pandemónicos y energía inagotable. O bien, los puertos de Saint-Louis, que bullen de barcos y arcadas de estilo parisino. En la naturaleza, Senegal tiene más regalos para el viajero, desde los sinuosos canales del río Gambia hasta las resplandecientes playas de la costa. Animales como los hipopótamos y las hienas se mezclan aquí, mientras las comunidades rústicas siguen funcionando.
¿Y la guinda del pastel? A pesar del peligroso brote de ébola, Senegal es desde hace décadas uno de los lugares más estables de África. Unas elecciones justas y unos traspasos de poder pacíficos hacen de éste un lugar accesible y divertido para el explorador del mundo.
Así que no deje de pasarse por las curiosas elevaciones de estilo soviético del Monumento al Renacimiento Africano, el aclamado Museo de Artes Africanas y las antiguas ruinas del comercio de esclavos holandés en la isla de Goree, antes de adentrarse en la curiosa mezcolanza de restaurantes libaneses bazares de bordados africanos, puestos de cacahuetes asados y estridentes bares de cerveza en torno al salvaje mercado de Sandaga.