Pueblos sierra de cadiz

Naturaleza

Wikipedia

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Pueblos Blancos de Andalucía» – noticias – periódicos – libros – académico – JSTOR (diciembre de 2009) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)
Los Pueblos Blancos de Andalucía son una serie de pueblos blancos y grandes aldeas situadas en el norte de las provincias de Cádiz y Málaga, en el sur de España, principalmente dentro del Parque Natural de la Sierra de Grazalema.
La zona ha estado poblada desde la prehistoria, y algunas de las cuevas locales tienen antiguas pinturas rupestres. Pueblos ibéricos, gitanos[cita requerida], visigodos y bereberes son algunos de los pobladores anteriores a la Edad Moderna que dejaron su huella. Fue precisamente en la época de los gitanos cuando se introdujo el encalado, pero fue más tarde, durante las oleadas pandémicas de peste de los siglos XIV y siguientes, cuando se impuso el encalado de las paredes exteriores, pero también de las interiores, de las casas y de las iglesias, estas últimas a menudo visitadas por los habitantes afectados por la enfermedad.

Arcos de la frontera en españa

Casi todos los visitantes de la Serranía de Ronda oirán hablar de la belleza de Grazalema en la provincia de Cádiz, técnicamente el pueblo se encuentra dentro de la parte occidental de la Sierra de Cádiz que también incluye los pueblos de El Bosque, Zahara de la Frontera, Algodonales, y Olvera, y es el extremo noreste de la provincia de Cádiz.
Grazalema es uno de los famosos pueblos blancos de Andalucía, considerado por muchos como uno de los más bellos, y dado que se encuentra en el centro de su homónimo, el Parque Natural de Grazalema, que es igualmente famoso, no es de extrañar que el pueblo tenga tal reputación.
Alrededor de 2.000 personas siguen llamando al pueblo su hogar, de las cuales unos cientos se cuentan en la aldea de Benamahoma, aunque en diferentes momentos del pasado la población del pueblo ha sido tanto mayor como menor. Los orígenes del pueblo no se conocen del todo, pero por las ruinas romanas de los alrededores podemos estar razonablemente seguros de que, como mínimo, debió existir un asentamiento romano en torno a la villa Lacidulia.

Wikipedia

La zona de los Pueblos Blancos está situada entre las provincias de Cádiz y Málaga y se llama así por la costumbre de sus habitantes de pintar las casas de blanco y dar color a los hermosos patios con muchas flores.
En las calles de sus pueblos se puede imaginar cómo podía ser la vida cotidiana en la época de Al Ándalus. Su economía está ligada al cultivo del olivo y al comercio de la producción de artículos de cuero.
Durante nuestra visita a Ronda conoceremos la Plaza de Toros más antigua de España que data del siglo XVIII. Pasearemos por las calles blancas de su casco antiguo y entraremos en la Casa del Bosco, una hermosa casa señorial, construida a principios del siglo XX.
Visita del pueblo blanco de Zahara de la Sierra y continuación de la ruta hacia la Sierra de Grazalema, donde conoceremos sus bosques, la Garganta Verde y donde observaremos el vuelo de los buitres.
El camino continúa hasta el pueblo de Grazalema, que da nombre al parque natural, y tras visitarlo seguimos hasta Ronda, una hermosa ciudad cargada de historia con su centro histórico declarado Bien de Interés Cultural.

Arcos de la frontera

Casas encaladas en medio de un paisaje espectacular: Los pueblos blancos de Andalucía llaman la atención desde lejos. Algunos de los pueblos blancos más famosos de Andalucía se encuentran en la Ruta de los Pueblos Blancos.
En este artículo del blog compartiremos con usted los rincones más bellos de la Ruta de los Pueblos Blancos, así como los pueblos que merece la pena ver y los que no debe perderse. Estos son nuestros consejos para su viaje a los pueblos blancos más bonitos de Andalucía.
El motivo de la postal andaluza. Gracias a las luminosas fachadas de sus casas, los pueblos blancos suelen verse desde lejos. Muchos de ellos están situados en el interior del país, casi perfectamente encajados en el bello paisaje de Andalucía, un tanto árido y escarpado.
La mayoría de los pueblos tienen muchos siglos de antigüedad y se remontan a la época árabe. La historia de los pueblos se percibe de inmediato al pasear por el casco urbano. En medio de las estrechas y sinuosas calles, uno se siente inmediatamente transportado en el tiempo.