Consejos para elegir un buen colchón

Hogar

Un buen descanso es fundamental para tener buena salud. Y de ello depende la correcta elección del colchón, algo que no siempre se tiene en cuenta.

Los expertos en salud física coinciden en que uno de los factores fundamentales para sentirse bien es descansar de forma adecuada. Cuando no se tiene una noche de sueño reparador, el rendimiento se ve afectado, y si esto se alarga en el tiempo puede afectar de forma importante a la salud en general.

Uno de los factores que más influyen en este sentido es la elección de un buen colchón, y desde ventadecolchones dan algunas claves importantes para su elección.

La firmeza, ¿colchón duro o blando?

La dureza del colchón es uno de los puntos clave para escoger el adecuado, y también uno de los que menos atención suele recibir.

Elegir un colchón con buena dureza depende en cierta medida de la postura en la que se duerma. En caso de que suelas dormir mirando hacia arriba, lo mejor es elegir un colchón más bien duro. De este modo la columna se mantendrá en una mejor postura y evitarás dolores. Si sueles dormir boca abajo será lo contrario, y es mejor elegir un colchón blando.

¿Y si sueles dormir de lado? En este caso lo mejor será buscar un término medio, y elegir en función de lo cómodo que te sientas.

Materiales transpirables

Para que el cuerpo descanse bien, es muy importante que transpire. Por ello, un colchón de calidad debe tener materiales transpirables para contribuir al descanso.

Este factor es especialmente importante las noches de verano, en las que el cuerpo necesita una mayor transpiración para que el calor no impida descansar de forma adecuada.

Los colchones de muelles ofrecen una muy buena transpiración, y también hay colchones con sistema termorregulador, con los que la temperatura desciende y ayuda a que el cuerpo sude menos.

Duración del colchón

La vida útil de un colchón suele estar en unos 10 años, por lo que si tienes un colchón con más antigüedad es muy probable que no descanses de la forma adecuada. Esto se debe a que con el uso los elementos del colchón pierden sus propiedades, haciendo que una superficie en la que era posible descansar bien ya no cumpla su función de forma correcta.

Para que el colchón dure más tiempo, lo mejor es darle la vuelta por lo menos una vez cada 6 meses. Así se distribuyen mejor las fuerzas al acostarse y no cogerá “forma” debido a que el cuerpo está siempre apoyado en la misma zona.

¿Cuál es el mejor colchón?

La verdad es que la respuesta no es la misma para todos, ya que dependiendo de la postura e incluso el peso, puede que sea más adecuado un tipo de colchón u otro.

Lo mejor es confiar en profesionales y prestar atención a las recomendaciones para que el resultado sea una superficie en la que se logre un descanso reparador, que ayude a cuidar la salud general del cuerpo.