Trabajo en equipo vs trabajo colaborativo

Trabajo en equipo vs trabajo colaborativo

educacion

Definición de trabajo en equipo colaborativo

El trabajo en equipo parece un concepto sencillo de aplicar en su organización. Se discuten las tareas que hay que hacer, quién las hará y ya está en marcha. Sin embargo, la realidad es que las habilidades de trabajo en equipo requieren trabajo. La colaboración es otro tema candente hoy en día: la mayoría de la gente asume que la colaboración es simplemente otra forma de decir trabajo en equipo. Pero la diferencia entre ambos no es sólo una cuestión semántica.
Esta guía explora el trabajo en equipo y la colaboración: qué son exactamente, en qué se diferencian y cómo se comparan con otros términos similares. Hablamos de por qué se producen los fracasos en el lugar de trabajo, por qué hay que tener una comunicación sólida y por qué tener una relación de colaboración es importante para ti y para tu empresa. A continuación, descubrimos lo que debe hacer antes de considerar la colaboración y le enseñamos cómo colaborar bien y fomentar el trabajo en equipo. Por último, recibiremos consejos en profundidad sobre cómo fomentar el trabajo en equipo y la colaboración de nuestros expertos.
El trabajo en equipo es la acción conjunta de personas que trabajan por un mismo objetivo final. Sin embargo, cuando la gente habla de trabajo en equipo, se refiere a algo más que a la realización de una tarea: se refiere al trabajo que surge de las personas que trabajan juntas de forma eficaz. La fuerza de un equipo proviene de apoyarse mutuamente, comunicarse bien y hacer su parte. Otras características que definen a un equipo son las habilidades similares, la autonomía, los roles definidos, el liderazgo definido y los recursos para cumplir el objetivo conjunto. Por ejemplo, imagina un grupo de personas que tiran de una cuerda. No sólo comparten un objetivo, sino que utilizan las mismas o similares habilidades. Los ejercicios de creación de equipos se llevan a cabo cuando el equipo necesita trabajar para mejorar la definición de sus funciones o sus habilidades de comunicación. Un equipo incluye una figura de autoridad designada que resuelve sus diferencias y toma decisiones. Independientemente de la enemistad entre los miembros, con un buen líder, un equipo puede lograr sus objetivos.

Resolución de problemas

Tanto el trabajo en equipo como la colaboración permiten a los empleados trabajar juntos de forma eficiente para completar las tareas y alcanzar los objetivos más rápidamente.    Conocer bien las diferencias entre el trabajo en equipo y la colaboración le ayudará a elegir la opción más adecuada para la tarea.
Crear un entorno que anime a todos a trabajar juntos puede tener un gran impacto en el rendimiento de su equipo.    Encontrar el equilibrio correcto entre el trabajo autónomo, el trabajo en equipo y las habilidades de colaboración ayudará a aprovechar los puntos fuertes de cada persona para mantener a la plantilla comprometida y eficiente.  Entender las diferencias entre el trabajo en equipo y la colaboración puede ayudarle a identificar qué opción es más adecuada para las diferentes tareas e individuos para maximizar la productividad en la administración pública.
Tanto el trabajo en equipo como la colaboración implican que un grupo de personas trabajen juntas para completar un objetivo compartido.  La diferencia clave entre la colaboración y el trabajo en equipo es que, mientras que el trabajo en equipo combina los esfuerzos individuales de todos los miembros del equipo para lograr un objetivo, las personas que trabajan en colaboración completan un proyecto de forma colectiva.    Las personas que colaboran trabajan juntas de igual a igual, normalmente sin un líder, para aportar ideas o tomar decisiones juntas para completar un objetivo.  Mientras que el trabajo en equipo suele estar supervisado por un jefe de equipo, y a los miembros del equipo se les delegan tareas individuales para que contribuyan al objetivo final del equipo.

Pensamiento crítico

¿Por qué es tan importante la colaboración? La colaboración anima a los miembros de su equipo a trabajar hacia un mismo objetivo de la manera más eficiente y sostenible posible, sin necesidad de ser forzados a cooperar.
El trabajo en equipo implica que un equipo trabaje conjuntamente para cumplir las metas y objetivos del proyecto. Cada profesional tiene sus propias responsabilidades. Un jefe de equipo guía el proceso de trabajo y resuelve los problemas y conflictos. Los participantes del equipo tienen que cumplir sus funciones, pero no tienen que compartir valores comunes.
La colaboración implica un nivel de compromiso más profundo que el del trabajo en equipo “tradicional”. Los colaboradores pueden resolver problemas y disputas sin la mediación del líder, ya que comparten los mismos valores. El líder del equipo realiza la función de guía, actuando más como asesor que como controlador.
En su día a día, las empresas se enfrentan a muchos problemas y situaciones que requieren soluciones rápidas. La mayoría de estas soluciones las aportan los miembros del equipo. En el trabajo en equipo, la comunicación es el factor que define el éxito de la superación de los retos.

Habilidades de colaboración y trabajo en equipo

A menudo se utilizan las palabras colaboración, coordinación y cooperación para describir el trabajo en equipo eficaz.  Pero no son lo mismo, y cuando usamos estas palabras indistintamente, diluimos su significado y disminuimos el potencial para crear lugares de trabajo potentes y colaborativos.
La colaboración se ha convertido en un término común, que se remonta a la explicación de Marissa Mayer sobre su decisión de 2013 de devolver a los empleados de Yahoo a la oficina:  “Para convertirnos en el mejor lugar para trabajar, la comunicación y la colaboración serán importantes, así que tenemos que trabajar codo con codo”.
La creencia de que trabajamos mejor juntos cuando tenemos relaciones reales, y que es más fácil construir relaciones cuando se tiene contacto cara a cara no es infundada. La coordinación y la cooperación son esenciales para la realización de un trabajo eficaz y eficiente, y algunas investigaciones apoyan la idea de que un poco de tiempo cara a cara marca una gran diferencia.
La decisión de Mayer podría haber creado un mejor trabajo en equipo – cooperación, comunicación y coordinación – pero no crearía colaboración. Para que la colaboración funcionara, habría tenido que crear una cultura que la apoyara.