Trabajo en equipo actividades

Trabajo en equipo actividades

educacion

Sigue hablando y nadie e…

Los juegos y actividades de creación de equipos son una gran herramienta para que los alumnos aprendan a trabajar juntos, a escuchar con atención, a comunicarse con claridad y a pensar de forma creativa. También dan a tus alumnos la oportunidad de conocerse, de crear confianza como comunidad y, lo mejor de todo, de divertirse. A continuación hemos reunido juegos y actividades de creación de equipos para el aula. Si buscas actividades de formación de equipos en línea, ¡también las tenemos!
Este divertido juego se parece mucho al programa de juegos La contraseña. Divide tu clase en dos equipos y haz que se sienten juntos en equipos frente a la pizarra blanca o al pizarrón. A continuación, coge una silla vacía -una para cada equipo- y colócala en la parte delantera de la clase, de cara a los miembros del equipo. Estas sillas son los «asientos calientes». Elige a un voluntario de cada equipo para que se acerque y se siente en el «asiento caliente», de cara a sus compañeros y de espaldas a la pizarra.
Prepara una lista de palabras de vocabulario para el juego. Elige una y escríbela claramente en la pizarra. Cada equipo se turnará para intentar que su compañero en la silla caliente adivine la palabra, utilizando sinónimos, antónimos, definiciones, etc. Asegúrate de que los miembros del equipo trabajen juntos para que cada uno tenga la oportunidad de dar pistas.

Ver más

El trabajo en equipo es un aspecto muy importante que los niños deben aprender, especialmente en lo que respecta a los deportes y otras actividades infantiles. A continuación, desglosamos 5 actividades súper divertidas de creación de equipos para niños que se pueden realizar en cualquier lugar: la gorra de verano, el colegio, el parque o el patio de casa. Pero antes de repasar nuestras actividades y juegos de team building para niños favoritos, nos gustaría hablar rápidamente de su importancia:
Los niños de entre 7 y 13 años empiezan a descubrir que tienen una verdadera curiosidad por el mundo, entendiendo que también tienen cierta independencia. Para fusionar estas dos nociones de curiosidad e independencia, los niños necesitan aprender habilidades. Y como los niños suelen estar con otros niños, necesitan aprender a realizar actividades con otros niños. Llámalo equipo.
Cualquier entrenador o padre sabe que, para que un equipo tenga éxito (medido por la satisfacción, la realización y el aprendizaje de habilidades de los niños), es importante que haya química. Los niños tienen que aprender a jugar entre ellos, a ayudarse mutuamente, a divertirse juntos y a aprender habilidades juntos. Por eso, las actividades de formación de equipos para niños son un aspecto importante para su desarrollo. Sin más preámbulos, desglosamos nuestros 5 tipos favoritos de actividades y juegos de formación de equipos:

Actividades de creación de equipos para grupos pequeños

Hay cuatro tipos principales de actividades de creación de equipos, que incluyen: Actividades de comunicación, actividades de resolución de problemas y/o toma de decisiones, actividades de adaptabilidad y/o planificación, y actividades centradas en la creación de confianza. La idea es realizar varias actividades que sean divertidas y desafiantes, y que además tengan el «efecto secundario» de crear habilidades de trabajo en equipo que puedan ayudar a mejorar el rendimiento y la productividad de los empleados en la oficina. En esta primera entrega, echaremos un vistazo a 10 actividades de creación de equipos muy eficaces y divertidas, diseñadas para mejorar la comunicación y las habilidades de resolución de problemas. Estas 10 actividades de creación de equipos harán que su empresa esté en camino de construir un equipo de compañeros que trabajen bien juntos, sean productivos y tengan un enfoque renovado.
Comience haciendo que cada miembro del equipo escriba en secreto dos verdades sobre sí mismo y una mentira en un pequeño trozo de papel – ¡No revele a nadie lo que ha escrito! Una vez que cada persona haya completado este paso, deja de 10 a 15 minutos para una conversación abierta -como en un cóctel- en la que todos se preguntan sobre sus tres preguntas. La idea es convencer a los demás de que tu mentira es en realidad una verdad, mientras que, por otro lado, intentas adivinar las verdades/mentiras de los demás haciéndoles preguntas. No reveles tus verdades o mentiras a nadie, ¡incluso si la mayoría de la oficina ya lo ha adivinado! Tras el periodo de conversación, reúnanse en un círculo y repitan una por una cada una de sus tres afirmaciones y que el grupo vote cuál creen que es la mentira. Puedes jugar a este juego de forma competitiva y conceder puntos por cada mentira que se adivine o por dejar perplejos a los demás jugadores con tu propia mentira. Este juego ayuda a fomentar una mejor comunicación en la oficina, además de permitirte conocer mejor a tus compañeros de trabajo.

Divertidas actividades de team building

Si alguna vez has tenido el privilegio de dirigir un equipo, seguro que conoces el verdadero valor del trabajo en equipo y la colaboración. Como gestores, depende de nosotros mantener a los miembros de nuestro equipo en la misma línea, a veces a la fuerza, a veces mediante actividades divertidas de creación de equipos.
Si bien es cierto que el objetivo de cualquier actividad de creación de equipos es mejorar la química entre los empleados y crear un gran equipo, creo que se pueden obtener resultados mucho más rápidos con los siguientes ejercicios.
En primer lugar, haz que tu equipo forme un círculo. Haz que todos levanten la mano derecha y se agarren a la mano de alguien del otro lado del círculo. A continuación, pídeles que unan sus manos izquierdas con las de otra persona del otro lado del círculo.
Para llevarlo a cabo, inventa un problema empresarial imaginario (por ejemplo, una tarea o un proyecto) y reúne a tus empleados en una sala de conferencias. Comparte todos los detalles de la actividad -las reglas, los objetivos y, por supuesto, el plazo- y deja que lo intenten.
En algunas empresas tecnológicas, para promover el pensamiento creativo (y ocasionalmente obtener algo de él), se anima a los empleados, independientemente de lo que hagan o del departamento al que pertenezcan, a que presenten ideas únicas sobre productos.