Trabajo colaborativo en educacion

Trabajo colaborativo en educacion

educacion

Aprendizaje colaborativo

El aprendizaje colaborativo es una situación en la que dos o más personas aprenden o intentan aprender algo juntas[1]. A diferencia del aprendizaje individual, las personas que participan en el aprendizaje colaborativo aprovechan los recursos y las habilidades de los demás (se piden información unos a otros, evalúan sus ideas, supervisan su trabajo, etc.). [2] [3] Más concretamente, el aprendizaje colaborativo se basa en el modelo de que el conocimiento puede crearse dentro de una población en la que los miembros interactúan activamente compartiendo experiencias y asumiendo roles asimétricos [4] Dicho de otro modo, el aprendizaje colaborativo se refiere a las metodologías y los entornos en los que los alumnos participan en una tarea común en la que cada individuo depende de los demás y es responsable de ellos. Esto incluye tanto las conversaciones cara a cara[5] como los debates informáticos (foros en línea, salas de chat, etc.)[6] Los métodos para examinar los procesos de aprendizaje colaborativo incluyen el análisis de la conversación y el análisis estadístico del discurso[7].
Así, el aprendizaje colaborativo suele ilustrarse cuando grupos de estudiantes trabajan juntos para buscar comprensión, significado o soluciones, o para crear un artefacto o producto de su aprendizaje. Además, el aprendizaje colaborativo redefine la relación tradicional alumno-profesor en el aula, lo que da lugar a una controversia sobre si este paradigma es más beneficioso que perjudicial[8][9] Las actividades de aprendizaje colaborativo pueden incluir la escritura en colaboración, los proyectos en grupo, la resolución conjunta de problemas, los debates, los equipos de estudio y otras actividades. Este enfoque está estrechamente relacionado con el aprendizaje cooperativo.

Aprendizaje colaborativo

El aprendizaje colaborativo es una situación en la que dos o más personas aprenden o intentan aprender algo juntas[1]. A diferencia del aprendizaje individual, las personas que participan en el aprendizaje colaborativo aprovechan los recursos y las habilidades de los demás (se piden información unos a otros, evalúan sus ideas, supervisan su trabajo, etc.). [2] [3] Más concretamente, el aprendizaje colaborativo se basa en el modelo de que el conocimiento puede crearse dentro de una población en la que los miembros interactúan activamente compartiendo experiencias y asumiendo roles asimétricos [4] Dicho de otro modo, el aprendizaje colaborativo se refiere a las metodologías y los entornos en los que los alumnos participan en una tarea común en la que cada individuo depende de los demás y es responsable de ellos. Esto incluye tanto las conversaciones cara a cara[5] como las discusiones por ordenador (foros en línea, salas de chat, etc.)[6] Los métodos para examinar los procesos de aprendizaje colaborativo incluyen el análisis de la conversación y el análisis estadístico del discurso[7].
Así, el aprendizaje colaborativo suele ilustrarse cuando grupos de estudiantes trabajan juntos para buscar comprensión, significado o soluciones, o para crear un artefacto o producto de su aprendizaje. Además, el aprendizaje colaborativo redefine la relación tradicional alumno-profesor en el aula, lo que da lugar a una controversia sobre si este paradigma es más beneficioso que perjudicial[8][9] Las actividades de aprendizaje colaborativo pueden incluir la escritura en colaboración, los proyectos en grupo, la resolución conjunta de problemas, los debates, los equipos de estudio y otras actividades. Este enfoque está estrechamente relacionado con el aprendizaje cooperativo.

Aprendizaje colaborativo: teoría, estr…

El aprendizaje colaborativo puede producirse de igual a igual o en grupos más grandes. El aprendizaje entre iguales, o instrucción entre iguales, es un tipo de aprendizaje colaborativo que implica que los estudiantes trabajen en parejas o en pequeños grupos para discutir conceptos o encontrar soluciones a problemas. De forma similar a la idea de que dos o tres cabezas piensan mejor que una, los investigadores educativos han descubierto que a través de la instrucción entre pares, los estudiantes se enseñan unos a otros abordando los malentendidos y aclarando los conceptos erróneos. Si quieres saber más sobre el aprendizaje entre iguales, visita el blog Turn to Your Neighbor Peer Instruction.

Ver más

El aprendizaje colaborativo es una situación en la que dos o más personas aprenden o intentan aprender algo juntas[1]. A diferencia del aprendizaje individual, las personas que participan en el aprendizaje colaborativo aprovechan los recursos y las habilidades de los demás (se piden información, evalúan sus ideas, supervisan su trabajo, etc.). [2] [3] Más concretamente, el aprendizaje colaborativo se basa en el modelo de que el conocimiento puede crearse dentro de una población en la que los miembros interactúan activamente compartiendo experiencias y asumiendo roles asimétricos [4] Dicho de otro modo, el aprendizaje colaborativo se refiere a las metodologías y los entornos en los que los alumnos participan en una tarea común en la que cada individuo depende de los demás y es responsable de ellos. Esto incluye tanto las conversaciones cara a cara[5] como las discusiones por ordenador (foros en línea, salas de chat, etc.)[6] Los métodos para examinar los procesos de aprendizaje colaborativo incluyen el análisis de la conversación y el análisis estadístico del discurso[7].
Así, el aprendizaje colaborativo suele ilustrarse cuando grupos de estudiantes trabajan juntos para buscar comprensión, significado o soluciones, o para crear un artefacto o producto de su aprendizaje. Además, el aprendizaje colaborativo redefine la relación tradicional alumno-profesor en el aula, lo que da lugar a una controversia sobre si este paradigma es más beneficioso que perjudicial[8][9] Las actividades de aprendizaje colaborativo pueden incluir la escritura en colaboración, los proyectos en grupo, la resolución conjunta de problemas, los debates, los equipos de estudio y otras actividades. Este enfoque está estrechamente relacionado con el aprendizaje cooperativo.