Taller de emociones para niños de preescolar

Educacion

Plan de lecciones sobre sentimientos y emociones para preescolares

Recursos para apoyar la exploración de los sentimientos y las emociones en el entorno de aprendizaje, como espejos, bloques de madera, marionetas y juegos de fieltro, juegos y actividades, rompecabezas y libros, peluches, juegos de cartas, recursos de artesanía, espacios seguros y mucho más. Estas valiosas herramientas permiten a los niños explorar sus propios sentimientos y emociones, así como desarrollar la empatía y la comprensión hacia los demás.
Para consultar y adquirir nuestros servicios, póngase en contacto con nosotros a través del siguiente formulario y uno de nuestros amables y serviciales equipos de ventas estará encantado de ayudarle y concertar una visita. Actualmente sólo estamos disponibles en los siguientes estados: NSW, VIC y ACT con planes de expansión a otras áreas.

Sabiduría: el mundo de las emociones

Cuando nuestros pequeños van a la escuela, dan sus primeros pasos en un viaje de aprendizaje que durará toda la vida. No sólo empezarán a desarrollar habilidades fundamentales que les allanarán el camino hacia el éxito académico, sino que también aprenderán habilidades socioemocionales como la amabilidad, el compartir y la autorregulación, que contribuirán a su éxito general en la vida. Algunas investigaciones sugieren que las actividades socio-emocionales podrían ser el trabajo más importante que los niños pueden hacer en los primeros años. De hecho, un estudio reveló que el bienestar socio-emocional en el jardín de infancia se correlaciona con el éxito hasta los 25 años.
Identificar y etiquetar los sentimientos (propios y ajenos) es una valiosa habilidad para la vida que requiere mucha práctica. Estas actividades socio-emocionales no sólo son divertidas y atractivas para los más pequeños, sino que también provocan conversaciones esenciales que conducen a una comprensión más profunda.
Hay montones de libros para niños con interesantes personajes principales y argumentos que enseñan habilidades socioemocionales. Leer sobre personajes con los que se pueden relacionar, en situaciones con las que se pueden relacionar, ayuda a los niños pequeños a aprender valiosas lecciones.    Aquí tienes dos listas de libros para empezar: Libros ilustrados para enseñar a los alumnos sobre la bondad y Libros ilustrados para enseñar habilidades socioemocionales.

Cómo enseñar a tu hijo a identificar y expresar sus emociones pdf

La Academia de Alfabetización Emocional y Mindfulness es un lugar donde los niños aprenden sobre su sistema de rejilla emocional, cómo manejarlo, aprenden a meditar y aplican herramientas prácticas de aplicación en el mundo real utilizando técnicas de mindfulness para armarlos con la capacidad de desenchufarse en un mundo enchufado.
Este taller de inteligencia emocional para niños guiará a sus hijos a través de un programa aventurero de 6 semanas con material que va más allá del sistema educativo estándar, se trata de habilidades y herramientas esenciales para la vida.
Es para niños de 5 a 9 años. La academia es un lugar donde los niños aprenden sobre su sistema de red emocional, cómo gestionarlo, aprenden a meditar y a aplicar herramientas prácticas de aplicación en el mundo real utilizando técnicas de atención plena para armarlos con la capacidad de desenchufarse en un mundo enchufado.
El programa de alfabetización se construye en torno a dos personajes «Jazzy y Pinky», dos gallinitas de una escuela de pollos, que invitan a los niños a una aventura con su bola de energía para apoyarles en el importante desarrollo de la conciencia de la inteligencia emocional a través de un programa sencillo y divertido.

Enseñar emociones a los niños de preescolar

El aprendizaje socio-emocional es un componente clave en la enseñanza de los niños pequeños. Verás que una buena parte de tu día la dedicas a educar a tus alumnos sobre cómo reconocer, gestionar y expresar los sentimientos. Por eso, a continuación te proponemos formas atractivas de enseñar las emociones a los niños en tu aula.
Los alumnos aprenden hábitos emocionales saludables y formas de expresar sus sentimientos de varias maneras. Lo aprenden en casa, así como en sus interacciones con su familia y amigos. Los niños tienden a captar estas cosas de forma natural. Aprenden observando cómo responden los demás e imitando su comportamiento. Muchos niños participan en sus iglesias, centros comunitarios, deportes y aficiones. En esos lugares, aprenden también a relacionarse con sus amigos y vecinos.
A nosotros, como educadores, nos corresponde modelar, enseñar y animarles a practicar respuestas emocionales sanas ante las situaciones y acontecimientos cotidianos. Ayudar a los niños a expresar sus sentimientos y a manejar situaciones difíciles con calma es nuestro objetivo final.
Hay que enseñar a los niños el lenguaje necesario para etiquetar e identificar las diferentes emociones que pueden experimentar. La razón es que debemos hacerles saber que sentir diferentes emociones es normal. Al darles el vocabulario necesario para describir cómo se sienten, se les está animando a expresarse de forma productiva.