Relacion del teatro con la literatura

educacion

Literatura dramática

El teatro es un género literario que comparte muchos rasgos de otras formas de literatura, pero posee una característica que lo hace distinto. Al igual que las novelas y los cuentos, las obras dramáticas cuentan una historia empleando los siete elementos de la ficción, que son un escenario, unos personajes, un problema, una trama, un suspense, un punto de vista y un tema. Sin embargo, lo que diferencia al teatro de otras obras literarias es que lo representan actores en un escenario o en una película ante un público. Los actores pronuncian los diálogos, ejecutan las acciones de sus personajes y se visten con trajes que ayudan a representar a sus personajes. Para ambientar la obra o la película, se decora el escenario para que parezca el escenario de la historia. Además, la iluminación se utiliza para llamar la atención sobre determinados personajes o partes del escenario e influir en el ambiente de la obra dramática, y la música también se utiliza para influir en el ambiente.
El teatro puede ser una forma de literatura muy entretenida. A diferencia de la lectura de literatura, en la que visualizas la historia en tu mente, ver cómo se desarrolla un drama ante tus ojos es bastante interesante y es una experiencia diferente. Si una obra de teatro o una película cuenta con un reparto de talento que represente bien a sus personajes, y tiene un decorado bien diseñado, además de una iluminación y una música que encajen bien con la obra dramática, puede ser un espectáculo para ver.

Elementos del drama en la literatura

El análisis de una obra dramática suele caracterizarse por dos enfoques, a menudo contrapuestos: El enfoque basado en los estudios teatrales tiende a reducir un texto dramático a un guión, mientras que el enfoque basado en los estudios literarios tiende a ver dicho texto sin tener en cuenta su implementación teatral. En nuestro ensayo, partimos de la base de que estos dos enfoques están entrelazados: Una obra dramática está destinada a la representación teatral, lo que la diferencia de otras formas de literatura. La naturaleza teatral de las obras dramáticas deja una huella en sus características literarias. Ofrecemos una nueva forma de ver la relación entre el texto escénico y el texto dramático desde la perspectiva ontológica, semiótica y comunicativa.

Wikipedia

Diferentes tipos de drama en la literatura Cuando escuchas la palabra drama, probablemente pienses en tu programa de televisión o película dramática favorita. Pero el drama literario tiene menos que ver con un argumento serio y más con las representaciones escénicas. Sigue leyendo para saber más sobre los distintos tipos de drama en la literatura y cómo son en el escenario.
Diferentes tipos de drama literarioEl drama en la literatura se refiere a la representación de diálogos escritos y acción escénica. Es un género literario que permite a los actores representar las palabras de un escritor directamente ante el público. Pero hay más de un tipo de género literario y es probable que hayas visto ejemplos de todos ellos. Aquí tienes algunas explicaciones y ejemplos de los distintos tipos de teatro en la literatura. ComediaLas comedias suelen ser obras humorísticas. Pero ser gracioso no es la única manera de definir una comedia. Los elementos de una comedia incluyen:Uno de los ejemplos más famosos de una comedia es Mucho ruido y pocas nueces de William Shakespeare. Beatrice y Benedick pasan de enemigos a amantes con bromas ingeniosas y más de un malentendido tonto. Y, como todas las comedias propiamente shakesperianas, termina con una boda. FarsaUna farsa es un tipo de comedia amplia. Depende menos de un argumento narrativo y más del humor físico, los gags visuales y los chistes tontos. Estas son las partes de una comedia farsa:Para una referencia cinematográfica, piensa en cualquier cosa de los Monty Python o de National Lampoon. En el escenario, el humor absurdo de Esperando a Godot, de Samuel Beckett, es un comentario farsesco sobre la vida, la religión y las relaciones humanas.

Teatro

Analizamos la función del guión teatral y su relación con la obra literaria y la representación teatral. Presentamos un Argumento de la Modalidad, que demuestra las diferencias estructurales y funcionales entre las obras literarias y los guiones teatrales. A continuación, respondemos a algunos posibles desafíos a nuestro argumento. Demostramos que el hecho de no darse cuenta de las consecuencias de largo alcance de una clara distinción entre la obra literaria y el guión teatral es una fuente de confusión en el debate sobre los relatos de la relación de interpretación. En particular, mostramos que la relación de interpretación no se da directamente entre la obra literaria y la representación teatral. Está mediada por el guión. El guión interpreta la obra literaria rellenando sus lugares de indeterminación y ajustándola a los fines escénicos. Además, el guión, que es un conjunto de instrucciones, se ejecuta más que se interpreta en una representación teatral.
1Imagina que has visto una representación teatral de Catilina basada en la obra dramática de Henrik Ibsen con el mismo título. Te has dado cuenta, sorprendentemente, de que la representación ha sufrido muchos cambios con respecto a la obra de Ibsen. Por ejemplo, diferencias en el argumento y en los personajes principales. Estás un poco confundido. Esto se debe a que esperabas que la representación fuera de alguna manera fiel a la obra de la literatura dramática. Esta situación, que sin duda muchos asistentes al teatro recordarán de su propia experiencia, podría interpretarse, al menos en parte, en términos ontológicos. Motiva la pregunta sobre la relación que guarda una representación teatral con la obra literaria en la que se basa. El problema invita a dos respuestas diferentes: