Reflexiones cortas para jovenes de secundaria

Educacion

Ejemplo de actividad de reflexión

Como educadores, sabemos lo importante que es la reflexión en el proceso de aprendizaje. Conseguir que los estudiantes reflexionen -de forma profunda y significativa- es a menudo una de las lecciones más difíciles que enseñamos. Me he dado cuenta de que tanto mis alumnos de secundaria como de bachillerato suelen burlarse de estas actividades de reflexión, poniendo el mínimo esfuerzo posible para completar la tarea que consideran sin sentido. He estado buscando y creando lecciones y actividades que aporten interés y compromiso a esta tarea. A continuación, una lista de 10 lecciones y actividades que utilizo regularmente en mi aula para crear una clase de alumnos reflexivos.
1. El primer paso para desarrollar un alumno verdaderamente reflexivo es desarrollar la mentalidad de crecimiento en todos y cada uno de los estudiantes. Los alumnos no creen de forma natural que la lectura y la escritura sean habilidades que puedan mejorarse.  Todos hemos oído a nuestros alumnos comentar que «simplemente no son buenos escribiendo». Con esta mentalidad, los estudiantes están dispuestos a aceptar malas puntuaciones, a esforzarse menos y a rechazar cualquier actividad de reflexión que se les proponga. Como sabemos, esta mentalidad tarda en modificarse. Me centro en estas habilidades al principio del año, pero este concepto puede enseñarse en cualquier momento.

Hoja de reflexión académica del alumno pdf

Un informe eficaz implica que cada niño se responsabilice cada vez más de su propio aprendizaje. Los alumnos deben tener claro: qué han aprendido, qué estrategias de aprendizaje han tenido éxito, en qué deben centrarse a continuación y por qué es importante.  (Principio 4)
Conferencias dirigidas por los alumnosLas conferencias dirigidas por los alumnos son una forma cada vez más habitual de que los centros escolares compartan parte de su información con los padres. Ofrecen a los alumnos la oportunidad de compartir con sus padres su crecimiento como estudiantes. Más información sobre las conferencias dirigidas por los alumnos:
Reflexión de los alumnos en los informes escritosLos alumnos pueden reflexionar sobre su propio aprendizaje como parte del proceso de informes escritos del centro. Los estudiantes pueden escribir una carta a sus padres o rellenar una plantilla para incluirla en el informe:
Autoevaluación de los alumnosLos alumnos podrían realizar autoevaluaciones semestrales relacionadas con sus objetivos de aprendizaje importantes. Los estudiantes podrían realizar autoevaluaciones semestrales relacionadas con sus objetivos de aprendizaje más importantes.

Reflexiones cortas para jovenes de secundaria online

Como educadores, sabemos lo importante que es la reflexión en el proceso de aprendizaje. Conseguir que los estudiantes reflexionen -de forma profunda y significativa- es a menudo una de las lecciones más difíciles que enseñamos. Me he dado cuenta de que tanto mis alumnos de secundaria como de bachillerato suelen burlarse de estas actividades de reflexión, poniendo el mínimo esfuerzo posible para completar la tarea que consideran sin sentido. He estado buscando y creando lecciones y actividades que aporten interés y compromiso a esta tarea. A continuación, una lista de 10 lecciones y actividades que utilizo regularmente en mi aula para crear una clase de alumnos reflexivos.
1. El primer paso para desarrollar un alumno verdaderamente reflexivo es desarrollar la mentalidad de crecimiento en todos y cada uno de los estudiantes. Los alumnos no creen de forma natural que la lectura y la escritura sean habilidades que puedan mejorarse.  Todos hemos oído a nuestros alumnos comentar que «simplemente no son buenos escribiendo». Con esta mentalidad, los estudiantes están dispuestos a aceptar malas puntuaciones, a esforzarse menos y a rechazar cualquier actividad de reflexión que se les proponga. Como sabemos, esta mentalidad tarda en modificarse. Me centro en estas habilidades al principio del año, pero este concepto puede enseñarse en cualquier momento.

Reflexiones cortas para jovenes de secundaria 2020

Llegar a una nueva escuela como estudiante de primer año de secundaria puede ser muy intimidante y aterrador. Nadie sabe realmente qué esperar y cómo acostumbrarse al nuevo entorno. El primer año es el momento en el que realmente llegas a saber quién eres y en quién te vas a convertir. Es el momento de conocer gente nueva y hacer amistades que durarán toda la vida. Puede parecer imposible porque algunas personas no van al mismo instituto que tú. También es el momento de tomarse en serio el trabajo escolar porque afectará en gran medida a tus decisiones universitarias. Incluso como estudiante de primer año, hay que pensar en el futuro, porque será difícil que te pongas de acuerdo al final de tu último año.
Tu segundo año como estudiante de secundaria debería ser más fácil de adaptar porque ya sabes cómo es el ambiente y no estarás tan asustado como el primer año. También estarás más acostumbrado a los profesores y a todos los que te rodean, ya con amigos. A medida que pasa el tiempo, aprendes a cogerle el tranquillo y a saber cómo funciona todo en tu colegio. Con el paso del tiempo te sentirás más cómodo y estrecharás lazos con ciertas personas. También es una época en la que te das cuenta de quiénes son tus verdaderos amigos porque es un momento en el que se ponen a prueba las verdaderas amistades. El tercer año es conocido por ser uno de los más estresantes porque es cuando te presentas a los exámenes SAT y a otros exámenes universitarios. También es cuando te das cuenta de lo que quieres hacer con el resto de tu vida y qué pasos dar para conseguirlo.