Frases en contra de las mujeres

educacion

Citas para detener la violencia contra las mujeres

La oposición al feminismo ha existido desde la fundación del movimiento, y continúa hoy en día. Todo el mundo, desde el fundador del psicoanálisis Sigmund Freud hasta el locutor de radio Rush Limbaugh, ha opinado al respecto. La fundadora del Eagle Forum, Phyllis Schlafly, tiene su propia sección.
«La agenda feminista no trata de la igualdad de derechos para las mujeres. Se trata de un movimiento político socialista y antifamiliar que anima a las mujeres a dejar a sus maridos, matar a sus hijos, practicar la brujería, destruir el capitalismo y convertirse en lesbianas.» – Pat Robertson
«Escucho a las feministas y a todas esas chicas radicales: la mayoría son unas fracasadas. Han fracasado. Algunas han estado casadas, pero se casaron con algún Casper Milquetoast que pidió permiso para ir al baño. Estas mujeres sólo necesitan un hombre en la casa. Eso es todo lo que necesitan. La mayoría de las feministas necesitan un hombre que les diga qué hora es y que las lleve a casa. Y lo arruinaron y están enojadas con todos los hombres. Las feministas odian a los hombres. Son sexistas. Odian a los hombres: ése es su problema». – Jerry Falwell

Violencia contra la mujer pdf

«Hoy llevaba un par de vaqueros viejos y desteñidos y una camisa gris lisa y holgada. Ni siquiera me he duchado y no me he puesto ni una pizca de maquillaje. He cogido una chaqueta negra desgastada para cubrirme, a pesar de que hace calor. Últimamente he tomado decisiones conscientes para parecer menos de lo que sentía que un hombre querría ver. Quiero desaparecer».
«Pero la gente como el tipo de las muñecas que vende mujeres y el tipo de los perros que compra mujeres, y otros tipos que, digamos, violan a las mujeres, o tal vez no llegan a la violación violenta, pero tratan a las mujeres como objetos en lugar de personas -claro que hay una diferencia en el nivel de crimen, pero todo es lo mismo, donde las mujeres se convierten en un lienzo para arrojar carga emocional, al estilo Jackson Pollock.»
«El autorrespeto, por definición, es la confianza y el orgullo de saber que tu comportamiento es honorable y digno. Cuando acosas o vilipendias a alguien, no sólo le faltas al respeto, sino también a ti mismo.El acoso callejero, la violencia sexual, el acoso de género y el racismo, son actos cometidos por una persona que, de hecho, no se respeta a sí misma. -Respétate a ti mismo respetando a los demás».

Ensayo sobre la violencia contra las mujeres

A menudo, nuestras palabras y acciones transmiten mensajes a los niños sin que nos demos cuenta. Separar a los niños por género para las citas de juego, permitirles sólo vestir ciertos colores o jugar con ciertos juguetes, y enseñarles tareas específicas, todo ello basado en el género, refuerza los estereotipos dañinos que permiten que el abuso permee en nuestra sociedad.
Frases como ésta comunican la idea de que la fuerza y la debilidad son partes esenciales del sexo o género de alguien. Estas afirmaciones implican que los hombres no pueden sentirse heridos o expresar sus emociones, lo que les impide acudir si necesitan ayuda, denunciar o buscar ayuda para el maltrato, o darse cuenta de que están sufriendo violencia doméstica. Estas afirmaciones también hacen que muchos hombres crean que la única forma aceptable de expresar sus emociones es mediante la ira o la acción física.
Además de sugerir que los hombres son incapaces de sentir nada más que locura, estas frases implican que las mujeres son inherentemente débiles, frágiles y sensibles. Esta implicación contribuye a la idea de que las mujeres suelen reaccionar de forma exagerada y permite que la sociedad las considere víctimas.

Delitos contra las mujeres

Evitamos utilizar los términos «violación en cita» o «violación por conocidos» e instamos a otros a no utilizar estas descripciones. Estos términos pueden llevar a la confusión de que la «violación en una cita» es de alguna manera diferente o menos grave que la violación. De hecho, en ocho de cada diez agresiones sexuales, el agresor es alguien que la víctima conoce. En su lugar, nombramos el delito, seguido de información sobre el autor. Por ejemplo, es apropiado decir que alguien fue «agredido sexualmente por su pareja» o «abusado sexualmente por un familiar».
No hay una forma normal o «correcta» de reaccionar cuando te enteras de que un ser querido ha sobrevivido a un acto de violencia sexual. Independientemente de lo que sientas, estas emociones pueden ser intensas y difíciles de manejar.