Estrategias para promover la lectura

Estrategias para promover la lectura

educacion

Fomentar la lectura en la escuela primaria

Desde el día en que tu recién nacido llega a casa, puedes empezar a criar a un lector. Los bebés responden al ritmo relajante de una voz que les lee en voz alta, así como a ser acurrucados en un regazo cálido. Si haces que la lectura forme parte de tu rutina diaria, es probable que tu hijo crezca deseando hacerlo.
Tanto si le gustan los libros como las revistas o las novelas gráficas, deje que su hijo le vea leer. Los niños aprenden de lo que observan. Si a usted le entusiasma la lectura, es probable que su hijo se contagie de su entusiasmo.
Tu espacio de lectura no tiene por qué ser grande ni tener muchas estanterías. Puede ser un rincón del sofá o una silla en la habitación donde duerme tu hijo. Elegir un lugar cómodo que tenga suficiente luz y espacio para guardar un libro o dos puede ayudar a su hijo a relacionar la lectura con la comodidad y el confort.
La biblioteca es un lugar estupendo para explorar nuevos libros y autores de forma gratuita. Muchas bibliotecas también tienen horas de cuentos u otros programas de alfabetización para niños. Los viajes a la biblioteca dan a su hijo la oportunidad de desarrollar buenos hábitos de lectura y de ver a otros niños haciendo lo mismo.

Cómo fomentar la lectura en casa

Cree una próspera cultura de la lectura en su escuela: convierta a sus alumnos en ratones de biblioteca con nuestros diez consejos de expertos. ¿Qué entendemos por cultura de la lectura? En pocas palabras, se trata de un entorno en el que la lectura se valora, se promueve y se fomenta activamente. Los profesores saben desde hace tiempo…
Los profesores saben desde hace tiempo que los niños que leen por placer obtienen mejores resultados en la escuela. Así lo confirman las investigaciones que demuestran que la lectura marca una diferencia espectacular en la alfabetización y el rendimiento escolar. La lectura también introduce nuevas perspectivas e ideas en los jóvenes, lo que les ayuda a establecer conexiones en todo el plan de estudios.
Un estudio realizado con 17.000 personas desde su nacimiento demostró que la lectura por placer mejoraba la capacidad matemática y la alfabetización. La Dra. Alice Sullivan, una de las autoras del estudio, afirma: “Nuestros resultados ponen de relieve la importancia de que las escuelas y las bibliotecas proporcionen acceso a una amplia gama de libros y ayuden a los jóvenes a descubrir autores que les gusten”.
Pues bien, una sólida cultura de la lectura en la escuela es el primer paso. Aquí tienes diez sugerencias para ayudarte a empezar. Algunas pueden ponerse en práctica mañana mismo en su clase y otras son más ambiciosas y requieren un esfuerzo de toda la escuela. Pero todas son formas probadas y comprobadas de hacer que tus alumnos se entusiasmen con la lectura.

Cómo fomentar los hábitos de lectura

La alfabetización es una de las habilidades más importantes que los niños desarrollan en sus primeros años de colegio. Empiezan por pronunciar palabras y aprender a reconocer el vocabulario común de los libros y los materiales de clase. Con la lectura a primera vista y la práctica de la ortografía aumenta la fluidez.
La lectura se acelera y la comprensión de textos más complejos se hace posible a medida que el conocimiento del vocabulario crece exponencialmente. Sin embargo, no a todos los alumnos les resulta tan fácil aprender a leer. Los lectores con dificultades pueden quedarse rápidamente rezagados con respecto a sus compañeros y, como consecuencia, pueden desarrollar una baja autoestima y una falta de confianza.
Dado que la capacidad lectora influye en el rendimiento en todas las áreas del plan de estudios, incluida la capacidad de escritura, es importante proporcionar un entrenamiento estratégico adecuado lo antes posible. Lo ideal es que la recuperación se adapte a las necesidades de cada alumno, sobre todo cuando se trata de una dificultad de aprendizaje.
Diferentes dificultades de aprendizaje influyen en la fluidez de la lectura, pero una de las condiciones más comunes es la dislexia. Si un alumno tiene poca capacidad de lectura y un enfoque algo incoherente de la ortografía -reconoce o produce una palabra correctamente un día, pero no al siguiente- puede tratarse de dislexia.

Cómo fomentar la cultura de la lectura en un aula de la fase de iniciación

La idea de leer por placer suele perderse entre las diversas lecturas asignadas y el creciente énfasis en la preparación de exámenes. Sin embargo, los lectores fuertes son los que pueden leer y analizar una gama diversa de textos. Es importante que el alumno pueda entregarse a la lectura independiente y auto-seleccionada, tanto dentro como fuera del aula. A continuación encontrará una lista de formas de animar a los alumnos a leer por placer, así como consejos para facilitar una cultura de lectura independiente en su aula.
No hay una única forma correcta de inspirar con éxito la lectura independiente, pero establecer una sólida cultura de lectura en el aula es un primer paso importante. Visite “25 maneras en que las escuelas pueden promover la alfabetización y la lectura independiente” de TeachThought para obtener más ideas.