Ejercicios de empatia para niños

Ejercicios de empatia para niños

educacion

Enseñanza de la empatía powerpoint

Una de las habilidades sociales más importantes en la prevención del acoso escolar es la empatía: entender y responder con cariño a lo que piensan y sienten los demás. Es menos probable que los niños hagan daño y más probable que ayuden a alguien si pueden imaginarse en el lugar de esa persona y pueden compartir sus pensamientos y sentimientos.
Los educadores de la primera infancia pueden enseñar a los niños pequeños a abstenerse del acoso ayudándoles a aprender y practicar la empatía en relación directa con las situaciones de acoso. Pueden ayudar a los niños pequeños a entender cómo se pueden sentir los niños acosados y cómo se sentirían ellos mismos si fueran acosados. Pueden preparar a los niños para que se conviertan en espectadores útiles ayudándoles a reconocer cuándo un niño acosado se siente herido y cómo podrían ayudar a ese niño a sentirse mejor.
Explique que el acoso puede provocar sentimientos fuertes, como la ira, la frustración y el miedo. Aunque está bien sentir estos sentimientos, nunca está bien reaccionar haciendo cosas violentas, como herir intencionadamente a alguien. Di que si todos trabajamos juntos para prevenir y detener el acoso, nadie en nuestro grupo tendrá que experimentar nunca estos sentimientos como resultado del acoso.

El niño invisible

La empatía es una de las habilidades sociales más importantes que pueden desarrollar los jóvenes. La empatía no sólo es un ingrediente primordial de las escuelas libres de acoso y de las aulas inclusivas y armoniosas, sino que también es una habilidad que los alumnos utilizarán durante el resto de sus vidas a medida que se conviertan en adultos solidarios y compasivos y en buenos ciudadanos del mundo.
La empatía es una habilidad compleja, pero, como cualquier otra, puede enseñarse. El post de hoy te trae cinco actividades sencillas que puedes utilizar para ayudar a fomentar la empatía en tus alumnos. Adaptadas a partir de dos programas eficaces para el desarrollo de las habilidades sociales (véase el final de este artículo para más detalles), estas actividades ayudarán a los niños a identificar correctamente las emociones, a afinar sus habilidades de escucha activa, a evitar los «destructores de la empatía» más comunes, y mucho más.
Pide a cada alumno que elija una emoción de la lista que hemos enlazado anteriormente. Pídeles que no digan a sus compañeros qué emoción han elegido. Haz que los alumnos, uno por uno, modelen el lenguaje corporal que refleja esa emoción.
Mientras los alumnos modelan las emociones, pida a sus compañeros que busquen pistas que les ayuden a adivinar la emoción que se está modelando. Recuerde a los alumnos que no siempre es fácil adivinar los sentimientos de las personas y reitere que no todo el mundo experimenta o muestra las emociones de la misma manera.

Cómo enseñar empatía en el aula

No es raro encontrar una falta de empatía en las interacciones de nuestros hijos. Muchos han experimentado un mundo de autoconservación e independencia que hace que la empatía no sea natural o sea difícil de expresar. Hay formas de enseñar empatía en el aula para satisfacer las necesidades de esos niños y ayudarles a ser más conscientes socialmente.
La empatía es un rasgo que las personas experimentan de forma natural cuando alguien se siente herido o expresa una necesidad. Es una forma de responder a los que tienen menos que nosotros. Los niños suelen ser gentiles dadores de empatía. También son muy conscientes de sus amigos o compañeros de clase que están tristes o se sienten solos. La falta de empatía se desarrolla cuando los niños no tienen la oportunidad de expresar sus emociones y sentimientos a los demás. Nuestras aulas pueden convertirse en un mundo de perros, donde los niños sólo se preocupan de sí mismos. Depende de nosotros enseñarles, animarles y hablarles sobre las emociones y la conciencia social.
Tu aula es una comunidad. Ayudar a construir habilidades socio-emocionales saludables en tus alumnos beneficiará a tu clase, así como a futuras aulas. Las clases no pueden funcionar bien si no se discuten y fomentan las normas de la comunidad del aula. Construirá una comunidad de clase fuerte haciendo estas cosas a menudo:

¿ha llenado un cubo para…

Leer una novela sobre el dolor y contemplar obras de arte contemporáneas puede parecer parte de una educación de artes liberales o lánguidas diversiones de gente de ocio. Últimamente, los estudiantes de MBA de la Tepper School of Business de Carnegie Mellon también se dedican a estas actividades en nombre de la empatía. La formación en empatía, para ser exactos.
Antes de que lo tachen de «woo-woo», el programa de Tepper es sólo uno de los últimos participantes en el creciente impulso de incorporar la empatía en el lugar de trabajo, ya que un estudio tras otro atestigua los beneficios de las oficinas empáticas, aunque estén lejos de ser la norma. La empatía se considera útil en todos los aspectos de la empresa, desde la gestión y la creación de relaciones, la negociación y la resolución de conflictos, las ventas y la productividad, hasta la fidelización de los clientes. Las 10 primeras empresas del Índice Global de Empatía 2015 aumentaron su valor más del doble que las 10 últimas y generaron un 50 % más de beneficios (definidos por la capitalización bursátil), señaló Belinda Parmar, de la consultora The Empathy Business, en Harvard Business Review.