Dinamicas empatia adultos

Dinamicas empatia adultos

educacion

Significado de la empatía

Resumen¿Puede la visión de otros que experimentan estrés crear una respuesta fisiológica de estrés “contagiosa” en el observador? Para investigar el estrés de segunda mano, primero creamos un conjunto de vídeos de estímulo, que mostraban a los participantes hablando bajo un estrés mínimo, un estrés elevado o mientras se recuperaban del estrés. A continuación, reclutamos a un segundo grupo de participantes para que vieran estos vídeos. Todos los participantes (hablantes y observadores) fueron monitorizados mediante un electrocardiograma. Se analizó la actividad cardíaca de los observadores mientras veían los vídeos y se comparó con la de los hablantes. Además, se evaluaron los niveles de disposición de empatía en los observadores para determinar cómo la empatía podría estar relacionada con el grado de contagio del estrés. Los resultados revelaron que, dependiendo del vídeo que se estaba viendo, los observadores experimentaban cambios diferenciales en la actividad cardíaca que se basaban en el nivel de estrés del orador. Además, es la primera vez que se demuestra que los individuos con un alto nivel de empatía disposicional experimentan estos cambios fisiológicos más rápidamente.

Estadísticas de disminución de la empatía

Algunos pueden experimentar una empatía extrema, conocida como hiperempatía, cuando son muy sensibles y están muy sintonizados con las emociones de los demás. Por el contrario, algunos pueden experimentar un trastorno por déficit de empatía, lo que significa que se carece de la capacidad de entender por lo que está pasando una persona.
Esto se refiere a la capacidad de ponerse en el lugar de otra persona. Puedes entender y relacionarte con sus emociones, además de comprender su perspectiva y sus reacciones ante una determinada situación. Al poseer esta capacidad, nos permite responder de forma adecuada y considerada.
También conocida como empatía emocional, se aplica cuando compartes emocionalmente los sentimientos que experimenta otra persona. Puedes verte afectado por las emociones de otra persona y, al hacerlo, convertirte en uno con sus emociones.
La hiperempatía es la capacidad innata de estar completamente conectado y en sintonía con las emociones de otra persona y, por lo tanto, en estado de alerta ante los sentimientos negativos. En el artículo de la psicoterapeuta Imi Lo El don dentro del trastorno límite de la personalidad (TLP), señala que los individuos con trastorno límite de la personalidad también pueden asociar una alta o hiperempatía.

Empatía cognitiva

4] Los géneros narrativos no ficticios pueden implicar empatía narrativa, pero la mayor parte de los comentarios y teorías publicados sobre la empatía narrativa se centran en las narrativas de ficción, especialmente en las novelas y la ficción cinematográfica y, en menor medida, en el teatro. El desprecio de Brecht por la evocación de la empatía del público en favor de los efectos de extrañamiento ha tenido un legado duradero, deprimiendo la teorización de la recepción en los estudios de la actuación. No obstante, los dramaturgos, los directores y los actores pueden recurrir a la empatía en forma de mimetismo motor; algunos espectadores experimentan las transacciones de los estados de sentimiento implicados en la empatía, incluyendo el mimetismo motor del mundo real y el contagio emocional (Zillman Zillman, Dolf (1995). “Mecanismos de implicación emocional con el drama”. Poetics 23, 33-51.1995). Los lectores individuales dan testimonio de una mayor o menor intensidad de fusión emocional con los temas no ficcionales de la autobiografía, las memorias y la historia, en contraste con los personajes de ficción. La cuestión de si la no ficción despierta mayor o menor empatía en los individuos y en poblaciones más amplias de lectores y espectadores es una cuestión para futuros trabajos empíricos. El resto de esta entrada se centra en la ficción narrativa, ya que la empatía se discute más a menudo en relación con el impacto de los mundos de ficción en los lectores.

Cuándo se desarrolla plenamente la empatía

La influencia del rasgo de empatía y el género en las respuestas empáticas. Un estudio con estímulos emocionales dinámicos y registros de movimientos oculares Eduardo S. Martínez-Velázquez1*, Alma L. Ahuatzin González1, Yaira Chamorro2 y Henrique Sequeira3
Estudios previos han sugerido que el proceso empático involucra varios componentes como la empatía cognitiva, la empatía afectiva y la preocupación prosocial. También se ha informado de que el género y el rasgo de empatía pueden influir en las respuestas empáticas, como el reconocimiento emocional, que requiere una exploración adecuada de las caras. Sin embargo, aún no se ha especificado el grado en que estos factores influyen en las respuestas empáticas, que incluyen el reconocimiento de emociones, la empatía afectiva y la empatía cognitiva.
Objetivo: El objetivo del presente estudio fue identificar las diferencias entre individuos con alto y bajo nivel de rasgo de empatía, así como las diferencias entre hombres y mujeres, en una tarea explícita para evaluar las respuestas empáticas.
Métodos: Con este objetivo, registramos los movimientos oculares durante la presentación de estímulos emocionales dinámicos (vídeos de alegría, ira, miedo y neutros). Después de ver cada vídeo, los participantes debían calificar las dimensiones de valencia y excitación del contenido emocional y se evaluaron las respuestas de empatía explícitas. Treinta participantes (15 mujeres) fueron incluidos en un grupo de Alta Empatía (HE; edad media = 21,0) y 30 participantes (16 mujeres) en el grupo de Baja Empatía (LE; edad media = 21,2), según sus puntuaciones en la escala del Índice de Reactividad Interpersonal (IRI).