Bibliotecas escolares y de aula

Bibliotecas escolares y de aula

educacion

Libros de la biblioteca del aula

Al comienzo del curso escolar, los profesores de todo el país se afanan en preparar sus aulas. A menudo, esto incluye la determinación de lo que necesitan para la biblioteca del aula. Pero crear o actualizar una biblioteca de aula puede ser una tarea costosa y que requiere mucho tiempo.
El Proyecto de Lectura y Escritura del Colegio de Profesores de Columbia aboga por las bibliotecas de aula para que los estudiantes puedan acceder fácilmente a los libros. Aunque no deben sustituir a las visitas regulares a la biblioteca del colegio, las bibliotecas de aula son una forma estupenda de ofrecer a los alumnos un acceso adicional a los libros.
Las bibliotecas de aula no son sólo para las aulas de primaria o de lengua y literatura. Cuando los alumnos terminan un examen de matemáticas antes de tiempo o no pueden participar plenamente en las actividades de educación física previstas, pueden echar mano de un libro. Los profesores quieren tener libros a mano que sean títulos de alta calidad que los alumnos realmente quieran leer, pero eso puede ser un reto.
Una vez que hayas establecido y actualizado tu biblioteca de aula, querrás encontrar una manera de hacer un seguimiento de los libros. Tanto si toma prestados un conjunto de libros de la biblioteca escolar, como si tiene un conjunto de libros gratuitos o tiene títulos que ha comprado con los fondos del aula (o, seamos sinceros, con dinero de su propio bolsillo), los libros tienden a desaparecer si no hay un sistema de seguimiento.

Comentarios

Todos sabemos lo importante que es para los niños poder acceder a un suministro constante de libros atractivos e inspiradores para la lectura en clase. Por eso, te mantienes al día con los últimos y mejores libros para tu grado, acumulas puntos del programa de recompensa de libros y buscas en las rebajas para aumentar tus pilas. Pero la pregunta sigue siendo: ¿Cómo se organiza la biblioteca del aula para que sea funcional, apoye la enseñanza y, sobre todo, haga que los niños pidan entrar en ella y pasar tiempo leyendo y hablando de libros? Bueno, no hay una respuesta correcta, pero no te preocupes: hemos elaborado esta lista de ideas increíbles para la biblioteca del aula.
Esta es quizás la distinción más básica que los alumnos deben aprender a hacer. Unifica las colecciones divididas por temas o series con cubos a juego o etiquetando las zonas de la biblioteca. Asegúrate también de tener un equilibrio entre ambos.
Ayude a los niños a saber si son amantes del misterio o aficionados a la historia. I Want to Be a Superteacher desglosa el proceso de organización por géneros, con sugerencias de gráficos sencillos para utilizar en las etiquetas de los contenedores. Puedes dividir los géneros más amplios por series, autores o temas.

Biblioteca académica

Todos los estudiantes deben ser capaces de acceder a la información, utilizarla y evaluarla para satisfacer las necesidades y los retos del siglo XXI. Estas habilidades son un precursor necesario para una educación sólida y una democracia saludable. La lectura en todas sus dimensiones -informativa, intencionada y recreativa- fomenta el éxito académico y el bienestar general de los estudiantes. Además, cuando los estudiantes poseen las habilidades necesarias para acceder, seleccionar, utilizar y evaluar eficazmente sus materiales de lectura, su capacidad para convertirse en miembros comprometidos de sus comunidades y en ciudadanos productivos aumenta. Un gran número de investigaciones demuestra que el acceso equitativo a los libros promueve el rendimiento y la motivación en la lectura (Allington, 2002, 2009; Krashen, 2011; Nystrand, 2006; Wu y Samuels, 2004).
Las bibliotecas de aula -físicas o virtuales- desempeñan un papel clave en la provisión de acceso a los libros y en la promoción de la alfabetización; tienen el potencial de aumentar la motivación, el compromiso y el rendimiento de los estudiantes y de ayudarlos a convertirse en pensadores críticos, lectores analíticos y ciudadanos informados Como educadores de lengua inglesa, sabemos que ningún libro es adecuado para todos los estudiantes, y las bibliotecas de aula ofrecen oportunidades continuas para que los profesores trabajen con los estudiantes como individuos para encontrar libros que enciendan su amor por el aprendizaje, calmen sus miedos, respondan a sus preguntas y mejoren sus vidas en cualquiera de las múltiples formas que solo la literatura puede hacerlo.

Ver más

Todos los estudiantes deben ser capaces de acceder a la información, utilizarla y evaluarla para satisfacer las necesidades y los retos del siglo XXI. Estas habilidades son un precursor necesario para una educación sólida y una democracia saludable. La lectura en todas sus dimensiones -informativa, intencionada y recreativa- fomenta el éxito académico y el bienestar general de los estudiantes. Además, cuando los estudiantes poseen las habilidades necesarias para acceder, seleccionar, utilizar y evaluar eficazmente sus materiales de lectura, su capacidad para convertirse en miembros comprometidos de sus comunidades y en ciudadanos productivos aumenta. Un gran número de investigaciones demuestra que el acceso equitativo a los libros promueve el rendimiento y la motivación en la lectura (Allington, 2002, 2009; Krashen, 2011; Nystrand, 2006; Wu y Samuels, 2004).
Las bibliotecas de aula -físicas o virtuales- desempeñan un papel clave en la provisión de acceso a los libros y en la promoción de la alfabetización; tienen el potencial de aumentar la motivación, el compromiso y el rendimiento de los estudiantes y de ayudarlos a convertirse en pensadores críticos, lectores analíticos y ciudadanos informados Como educadores de lengua inglesa, sabemos que ningún libro es adecuado para todos los estudiantes, y las bibliotecas de aula ofrecen oportunidades continuas para que los profesores trabajen con los estudiantes como individuos para encontrar libros que enciendan su amor por el aprendizaje, calmen sus miedos, respondan a sus preguntas y mejoren sus vidas en cualquiera de las múltiples formas que solo la literatura puede hacerlo.