¿Qué debo tener en cuenta para vender mi piso?

¿Qué debo tener en cuenta para vender mi piso?

destacados

Si se quiere vender un piso de manera más rápida y eficaz, hay que tener en cuenta algunos factores importantes que ayudarán a que la transacción se realice de manera exitosa en menos tiempo.

Cuando alguien quiere vender su vivienda, desea que todo se haga rápido y terminar cuanto antes, pero hay que tener en cuenta que este proceso lleva su tiempo, y hay que tener paciencia para que todo se haga de manera correcta.

Dependiendo de la zona donde se encuentre la vivienda o, incluso, de la comunidad autónoma donde esté situada, es posible que el tiempo que se tarde en vender un piso sea mayor que en otras zonas, aunque lo habitual puede ser que se sitúe entre los 3 y 6 meses.

Para que una vivienda pueda venderse de manera efectiva, convirtiéndose en una inversión muy atractiva, es necesario que cumpla con aspectos relevantes que pueden ayudar a que, la vivienda puesta a la venta, encuentre nuevo dueño de manera más rápida.

Contratar una agencia inmobiliaria profesional

Los profesionales inmobiliarios, además de experiencia, pueden asesorar de manera exitosa para que la vivienda puesta a la venta pueda resultar ventajosa para el vendedor, al aconsejar sobre puntos importantes que añadan valor a la vivienda y guiar durante todo el proceso para llevar a cabo una buena gestión.

Realizar una tasación real de la vivienda

Para evitar que el precio sea inadecuado es crucial que, antes de fijarlo, se lleve a cabo una tasación de la vivienda.

Con ello nos aseguramos de poder poner un precio que esté dentro del mercado teniendo en cuenta la zona. De esta manera, al ser un pecio justo y real y llevar la autentificación de un documento legal, el comprador quedará más satisfecho y la venta se llevará a cabo más rápido.

La documentación referente a la vivienda debe estar en regla

Todos los documentos que estén relacionados con la vivienda deben estar en regla, como las escrituras, los pagos de impuestos y la comunidad.

Una vivienda con que deba a la comunidad, por ejemplo, se ve como una carga que será difícil de vender. Pero si todo está en regla y al día de los pagos, los trámites serán más sencillos.

Si hay una deuda sobre la vivienda hay que cancelarla

A la hora de vender hay alguna deuda, como puede ser una hipoteca, es esencial cancelarla para que quede libre de deudas o cargas.

Además, una vez que se ha vendido la vivienda, y en caso de que el valor de venta sea superior al de la adquisición, hay que notificarlo y pagar los impuestos correspondientes.

También hay diferentes gestiones y gastos que tener en cuenta, algunos de los cuales correrán a cargo del comprador, y de los que la agencia inmobiliaria podrá informar a comprador y vendedor para llevar la transacción de manera organizada y legal.

Pequeños arreglos que necesite la vivienda

Sobre todo en aquellas viviendas de segunda mano, debido al paso del tiempo, pueden presentar algunos deterioros que de cara a la venta puede ser un obstáculo.

A veces se piensa que una pequeña reparación es poco importante, pero los compradores son cada vez más exigentes, y buscan casas en las que todo, por pequeño que sea, esté en perfecto estado.

Dedicar un poco de tiempo a pequeños arreglos para mejorar el aspecto y funcionalidad de la vivienda, cuesta poco y ayuda en su venta.

Cuando empiecen las visitas, mantener el orden

La primera impresión es la que queda. Seguro que hemos oído esta frase en muchas ocasiones, y es una gran verdad.

Si cuando los posibles compradores entran para visitar la casa, se encuentran con desorden y poca higiene, entonces va a ser muy complicada la venta pese a que la vivienda cumpla con los requisitos.

Por el contrario, una casa o piso bien ordenada y limpia, crea la sensación de hogar y confort, lo que contribuye a que los compradores puedan sentirse ya como si estuvieran en su propia casa. Descúbrelo todo en: https://www.inmadrid.net/inmobiliaria-barrio-retiro/