Ayudas imprescindibles para facilitar la autonomía de personas con movilidad reducida

Destacados

 

Las ayudas técnicas para la movilidad les ofrece a las personas con movilidad reducida, la oportunidad de seguir teniendo libertad y autonomía a pesar de una enfermedad o la vejez, proporcionándoles dignidad y autoestima.

Los seres humanos necesitamos de mantener la autonomía y poder hacer cosas por nosotros mismos, eso es lo que nos hace sentir especiales y tener dignidad.

De ahí que cuando una persona sufre de poca movilidad debido a una enfermedad, accidente o por la vejez, es esencial ofrecerles las ayudas que necesiten para que puedan tener cierta independencia para realizar tareas normales de la vida cotidiana.

El que una persona vaya perdiendo su movilidad, sea algo crónico o pasajero, y se dé cuenta de que necesita ayuda para realizar las cosas más elementales, puede afectarle de tal manera que entre en un estado de tristeza o depresión que empeore su situación.

Por lo tanto, en la medida que sea posible, es fundamental ofrecerles herramientas especializadas para que ellos sientan que todavía tienen libertad.

Algunas herramientas para ayudar a la movilidad

Algunos se dan cuenta de la importancia de mantener la autonomía cuando sufren de algún tipo de problema que les impide moverse con normalidad. Tanto para ellos como para sus familiares, tener información sobre herramientas especializadas les ayudará a, en situaciones de poca movilidad, disponer de elementos que les permitirán seguir siendo autónomos hasta cierto grado.

Sillas de ruedas

El alquiler sillas ruedas es una buena manera de ayudar a personas con movilidad reducida a que puedan seguir realizando ciertas actividades sin tener que estar pidiendo ayuda de manera continua.

Este tipo de alquiler puede ser bueno si la persona se ha encontrado con esta situación debido a un accidente o enfermedad que será pasajero.

Además del alquiler de sillas de ruedas también se pueden encontrar para comprar, y así  la persona que la necesite pueda moverse con libertad tanto en casa como en la calle.

Hay modelos diferentes de sillas de ruedas que se adaptan a la persona en particular, así algunos se utilizan de manera manual y otros tienen elementos eléctricos que permiten el movimiento con un solo toque de una manilla o botón.

Bastones

Los bastones es una de las ayudas a la movilidad que utilizan las personas mayores. Y es que en algunas ocasiones lo único que se necesita es poder caminar con un mínimo de estabilidad.

El bastón les permite apoyar el peso sobre él, ofreciéndoles mayor seguridad mientras caminan. Así, las personas que todavía pueden andar, pero necesitan de una ayuda para tener más confianza, pueden utilizar el bastón para seguir dando sus paseos diarios sin miedo.

Andadores

Para aquellos que necesitan de más estabilidad a la hora de andar que solo un bastón porque su enfermedad avance o la vejez se haga más visible al impedirle movimientos seguros, el uso de andadores para mayores es la mejor solución para ayudarles a mantener su autonomía al mayor grado que sea posible.

El ofrecerles estas herramientas a las personas con movilidad reducida, les estamos otorgando la dignidad y el respeto que se merecen, pues el poder realizar las tareas cotidianas de manera autónoma les proporciona mayor autoestima, al poder moverse de manera libre sin tener que esperar ayuda de nadie.