Sardinas en escabeche a la catalana

Sardinas en escabeche a la catalana

cocina-y-gastronomia

Volver indefinido saltar la navegación buscar buscar firmar

En el momento álgido de la temporada de mejillones en España, de julio a septiembre, los envasadores de marisco aprovechan la cosecha para conservarlos en latas en forma de escabeche. De color rojo intenso por el pimentón y brillantes por el aceite de oliva, estos mejillones enteros en escabeche pueden degustarse de infinitas maneras: como pintxos sobre pan tostado, o quizá incorporados a aperitivos, guarniciones y platos principales.
El método de elaboración del escabeche se remonta a varios siglos atrás, y una de las primeras recetas aparece en el libro de cocina medieval Sent Soví de 1324. Comienza con un caldo de pescado hecho con cebolla, aceite de oliva, sal y perejil. «Con este caldo se prepara una leche de almendras», dice de esta versión antigua Francesc Castro, periodista y cofundador de Aborígens, una empresa que crea viajes culinarios educativos sobre la cultura alimentaria catalana y española. «Luego se coge el pescado frito, se cocina con especias, se añade la leche y el aceite de oliva, y se comprueba el dulzor y la acidez. Luego se le puede añadir sal y pasas empapadas en vino o vinagre».

Receta pinoy – [escabeche] el pescado más delicioso

Producidas a partir de pescado fresco, las sardinas son seleccionadas y preparadas a mano. Cocinadas al vapor según métodos tradicionales que se remontan a 1942, se conservan posteriormente en una deliciosa y tradicional salsa catalana. Ideal para acompañar patatas y una ensalada.
Estas Sardinas Portuguesas Minerva en Salsa Catalana son unas bonitas conservas, ricas en omega 3, envueltas a mano con bonitas etiquetas, que contienen Sardinas enteras de calidad superior en una Salsa Catalana (tomate, vinagre, azúcar y sal).
Las conservas Minerva se elaboran con pescado fresco, seleccionado manualmente y preparado para sorprender al paladar más exigente. Se producen exclusivamente con el método tradicional, el precocido, mediante el cual el pescado se cuece al vapor antes de ser enlatado. Sólo así es posible ofrecer una calidad superior y un sabor inigualable al producto final.
Confirme siempre la información de la etiqueta del artículo. Los productos alimenticios están sujetos a cambios constantes, por ello, le recomendamos que lea siempre la información del etiquetado que acompaña a cada producto, incluyendo la información nutricional, la lista de ingredientes, las instrucciones de almacenamiento, preparación y uso, así como otra información antes de su uso o consumo.

Cocinar correctamente el pescado frito en el wok chino

Comience con las sardinas: destrípelas y límpielas (sin las espinas), luego séquelas, páselas ligeramente por harina y fríalas en aceite caliente hasta que estén crujientes. Sazone generosamente con sal. Aparte, freír las cebollas en aceite de oliva virgen extra, con sal, hasta que se ablanden y pierdan algo de volumen. La sal es necesaria en la cocción de las cebollas, para eliminar su agua y que no se peguen. La fritura de las cebollas debe hacerse en una sartén tapada y a fuego lento, para no tener que añadir más agua. Cuando estén cocidas, añadir una taza de vinagre, una cucharadita de azúcar, reducir un poco y apagar el fuego después de medio minuto. Cuando las cebollas se hayan enfriado, poner una capa de sardinas en la fuente, luego una capa de cebolla, y continuar hasta que se haya utilizado todo el pescado y la cebolla. Esperar unos días antes de comer.

Cocinar pescado frito en el wok chino.

Comience con las sardinas: destrípelas y límpielas (sin las espinas), luego séquelas, páselas ligeramente por harina y fríalas en aceite caliente hasta que estén crujientes. Sazonar generosamente con sal. Aparte, freír las cebollas en aceite de oliva virgen extra, con sal, hasta que se ablanden y pierdan algo de volumen. La sal es necesaria en la cocción de las cebollas, para eliminar su agua y que no se peguen. La fritura de las cebollas debe hacerse en una sartén tapada y a fuego lento, para no tener que añadir más agua. Cuando estén cocidas, añadir una taza de vinagre, una cucharadita de azúcar, reducir un poco y apagar el fuego después de medio minuto. Cuando las cebollas se hayan enfriado, poner una capa de sardinas en la fuente, luego una capa de cebolla, y continuar hasta que se haya utilizado todo el pescado y la cebolla. Esperar unos días antes de comer.