Salsa verde para chipirones

Salsa verde para chipirones

cocina-y-gastronomia

Receta de calamares con chile tailandés

Matthew Dillon hace esta receta con pulpo, pero también es estupenda con calamares, que se cocinan más rápido y son más fáciles de encontrar. La salsa verde que la acompaña es increíble: Está cargada de sabor gracias a las anchoas y las alcaparras y a la abundancia de hierbas frescas, y es estupenda para todo, desde el marisco hasta el cerdo y el pollo.  Más recetas de marisco a la parrilla
Los mariscos, como los calamares y el pulpo, y las salsas con hierbas, como la que se presenta aquí, combinan perfectamente con el Sauvignon Blanc neozelandés, ya que la fruta brillante y cítrica del vino suele tener un toque herbáceo distintivo.

Salsa para calamares a la parrilla

Este chile recibe su nombre por su origen. En español, serrano es un adjetivo que significa «de las montañas», que es donde se originó, en las montañas de Hildalgo, México. El serrano suele ser el doble de picante que el jalapeño (entre 10.000 y 15.000 unidades Scoville). Es el segundo chile más popular en México. Este chile se utiliza sobre todo para las salsas, pero también puede utilizarse en sopas, salsas, chile o guisos. Pruébelo como un sustituto más picante del jalapeño.
Mientras los calamares se marinan, prepare la salsa. Ponga a hervir el azúcar, el vinagre, el agua y la sal. Cuando todo el azúcar se haya disuelto, retirar del fuego. Deje que el jarabe salado se enfríe y, a continuación, añada el chile verde, el ajo, el zumo de lima, la salsa de pescado y el cilantro. Remover bien y reservar.

Receta de calamares tailandeses a la parrilla

Las temperaturas del horno son para el convencional; si se utiliza el ventilador (convección), reduzca la temperatura en 20˚C. | Utilizamos cucharadas y tazas australianas: 1 cucharadita equivale a 5 ml; 1 cucharada equivale a 20 ml; 1 taza equivale a 250 ml. | Todas las hierbas son frescas (a menos que se especifique) y las tazas están ligeramente envasadas. | Todas las verduras son de tamaño medio y están peladas, a menos que se especifique. | Todos los huevos son de 55-60 g, a menos que se especifique.
Calentar una sartén grande de base pesada a fuego alto. Añada el aceite y, a continuación, añada los calamares, los escualos, el ajo y la tinta de calamar. Cocinar, removiendo constantemente, durante 2 minutos o hasta que los calamares se vuelvan opacos. Pasar la patata por un pasapurés o triturarla bien. Añadir a la mezcla de calamares, sazonar con sal y remover para combinar. Enfriar a temperatura ambiente y refrigerar durante 2 horas.
Llenar una freidora o una cacerola grande con un tercio de aceite vegetal y calentar a fuego medio a 170°C (o hasta que un cubo de pan se dore en 15 segundos). En dos tandas, freír las croquetas durante 4 minutos o hasta que estén ligeramente doradas. Retirarlas con una espumadera y escurrirlas en papel absorbente. Servir espolvoreadas con hojas de perejil y rociadas con salsa verde.

Salsa tailandesa para calamares

1. Para limpiar el calamar, sujete el caparazón y separe suavemente los tentáculos de la cabeza. Cortar el pico y desechar los intestinos que aún estén adheridos a los tentáculos. Enjuague los tentáculos en agua corriente fría, luego séquelos y córtelos en trozos de 5 cm (2 pulgadas). Colócalos en un recipiente. Limpiar la cavidad de la capucha y retirar la pluma transparente. Bajo el grifo de agua fría, quitar la piel, enjuagar y secar bien. Cortar en anillos de 1 cm (½ pulgada) y colocarlos en el bol con los tentáculos. Añadir el aceite, el zumo de limón, el ajo y el orégano al bol y remover para cubrir los calamares. Dejar marinar durante 30 minutos.
2. 2. Para la salsa verde, poner las anchoas, las alcaparras, el ajo, el perejil, la albahaca y la menta en un procesador de alimentos y picar en ráfagas cortas hasta que se mezclen. Páselo a un bol y añada el vinagre. Incorporar poco a poco el aceite y luego la mostaza. Sazonar.