Presa iberica a la plancha

Presa iberica a la plancha

cocina-y-gastronomia

Corte de presa ibérica

Hablar de cerdo ibérico es hablar de un tesoro de nuestra gastronomía. Inmediatamente nos vienen a la mente los elaborados; el jamón y las paletas ibéricas, ambos de cebo o el sumun de bellota, la morcilla o el chorizo. Pero el cerdo ibérico es más que sus jamones y productos elaborados. Sus carnes frescas son de una calidad tan sublime que prácticamente no necesitan aderezos para preparar platos sanos y llenos de sabor que poco tienen que ver con los del cerdo blanco, dada su característica más especial, la formación de vetas de grasa intramuscular que dotan a la carne de una jugosidad especial.Visualmente, el cerdo ibérico es más oscuro que el blanco porque pertenece a una variedad porcina llamada “tronco ibérico” predominante en la península ibérica. Existen variedades negras y rojas, así como sin pelo o con pelo, todas ellas con carne rojiza, encontrando el contraste con las finas vetas de grasa blanca. Esta característica también es visible en los lomos y en el jamón.
Además de ser más sabrosa, la carne de cerdo ibérico es también más saludable que la de cerdo blanco, ya que posee ácidos grasos beneficiosos para el sistema cadiovascular y tiene menores niveles de grasas saturadas que otras carnes del mercado.

Receta de iberico pata negra presa

Seco, tartar, tataki, a la plancha, carpaccio… esta exquisita pieza se puede degustar de muchas formas y en muchas recetas, desde crudo hasta bien asado. Probablemente sea la única pieza de cerdo que podemos comer como tartar, aliñada como un filete de ternera tradicional (con, por supuesto, patatas fritas y ensalada). Una vez seca y curada, en forma de embutido, puede incorporarse fácilmente a los mejores platos de jamón de bellota.
Esta pieza se encuentra en la parte superior del lomo, junto a la paleta, y es muy apreciada entre los carnívoros. Es una pieza, poco conocida fuera de la península ibérica, que sólo se encuentra en los cerdos ibéricos criados en la dehesa. Una de sus peculiaridades se basa en la impregnación de grasa en el interior del propio músculo que le confiere una textura muy tierna y un sabor inconfundible.
La pieza es de color rojo, algo poco común en la carne de cerdo. Podría confundirse con la carne de vacuno cuando está cruda y, una vez asada, se parece al pato magret a la parrilla. Su peso oscila entre 600 gramos y un kilo, según el peso total del animal. Varios métodos y recetas permiten descubrir todos sus sabores. La tienda TAPAS siente debilidad por el asado que sella la carne, dejándola con una costra en la superficie pero rosada y jugosa en su interior. En Andalucía se suele acompañar de mojo picón, una salsa originaria de las Islas Canarias. A diferencia de otras razas porcinas, la carne negra ibérica está veteada de grasa intramuscular, que es rica en ácidos grasos Omega-3 y disminuye el colesterol. Junto con la pluma ibérica, el filete y el solomillo, la presa es un corte muy sabroso con toques de bellota y avellana.

Presa ibérica

La presa ibérica es una pieza del cerdo muy apreciada por contener mucha grasa intermuscular, lo que la convierte en una carne tierna, jugosa y sabrosa. Además de comerla a la plancha con un poco de sal gorda, como mejor se disfruta, también podemos permitirnos el lujo de tomar una hamburguesa de presa acompañada de una buena guarnición (patatas, ensaladas, verduras…) Quitémonos de la cabeza la idea de que la hamburguesa es comida rápida y que está hecha con carnes de mala calidad.
Cocinamos las hamburguesas por ambos lados en una sartén antiadherente con un poco de aceite caliente. Podemos hacerlas enteramente en la sartén o dorarlas (sellarlas) por ambos lados a fuego fuerte durante poco tiempo y terminar de cocinarlas en el horno.

Presa ibérica

CONTENIDOPack Barbacoa Premium 4 cortes Ibéricos Carrasco:- Carrasco presa ibérica (2 unidades) 1,4 kg aprox.- Carrasco secreto ibérico (2 piezas) 750 gr aprox.- Carrasco pluma ibérica (2 unidades) 600 gr aprox.- Carrasco lagarto ibérico (8 unidades) 700 gr aprox.
INGREDIENTES Presa ibérica: pieza que se encuentra en la cabeza del lomo. Es una pieza tierna y jugosa, ya que contiene mucha grasa infiltrada. Peso: 1,4 kg aprox. Secreto ibérico: pieza que se encuentra entre la paleta y el tocino, es una de las más gordas y sabrosas. Tiene un corte irregular y una buena infiltración de grasa que le da jugosidad. Peso: 750 gr aprox. Pluma ibérica: pieza que está en la parte delantera del lomo, es muy tierna y tiene gran cantidad de grasa. Peso: 600 gr aprox. Lagartija ibérica: tira alargada de magro ibérico (de ahí su nombre), muy grasa, pegada al lomo. Muy jugosa y tierna. Peso: 700 gr aprox.
RECOMENDACIONES DE CONSUMO Descongelar lentamente y de forma natural en el frigorífico (entre 4-6 ºC) 24 horas antes de cocinar. El producto debe consumirse en las 48 horas siguientes a la descongelación. Lomo ibérico adobado: ideal a la plancha o a la parrilla. Secreto ibérico: a la plancha o a la parrilla. Carrillada ibérica: ideal para guisos.