Ensalada de garbanzos con espinacas

cocina-y-gastronomia

Garbanzos al curry con espinacas

Información nutricionalLa increíble ensalada de garbanzos y espinacasTamaño de la ración 368 gCalorías 579% Valor diario*Grasas 32g49%Grasas saturadas 7g44%Colesterol 27mg9%Sodio 1120mg49%Potasio  580mg17%Carbohidratos 56g19%Fibra 12g50%Azúcar 11g12%Proteína 23g46%Vitamina A 1608IU32%Vitamina C 7mg8%Calcio 115mg12%Hierro 5mg28%* Los porcentajes de los valores diarios están basados en una dieta de 2000 calorías.
Etiquetas queso garbanzos feta pasas espinacas Publicado en categorías Comidas de 10 minutos Todas las recetas Dieta Recetas sin huevo Guarniciones saludables Recetas de espinacas ricas en proteínas Recetas vegetarianas Legumbres Recetas rápidas Vegetarianas Recetas sin gluten Recetas vegetarianas de platos principales Recetas vegetarianas de ensaladas
DESCARGO DE RESPONSABILIDAD: Este sitio web tiene únicamente fines informativos. No se garantiza la exactitud de esta información. Consulte a un médico antes de tomar cualquier decisión sobre el tratamiento de cualquier enfermedad que pueda tener, o que crea que puede tener.

Ensalada de garbanzos con espinacas vegana

Inicio » Ensaladas » Ensalada griega de garbanzos con espinacas Saltar a la recetaHace tiempo que no comparto una ensalada con vosotros, así que he pensado en compartir una hoy. Y con este clima inusualmente cálido, he estado haciendo más ensaladas. Esta Ensalada Griega de Garbanzos es una ensalada sabrosa y completa, lista en un momento y perfecta para el almuerzo.
Esta ensalada griega de garbanzos llena y está llena de sabor. Nos gusta comerla sola con un buen pan crujiente. Sin embargo, también es estupenda como guarnición. Así que si comes carne o pescado, esta sería una gran ensalada de acompañamiento. También es ideal para servir a una multitud, así que si tienes una reunión familiar o una barbacoa, es perfecta.
Esta ensalada tiene todos los sabores de una ensalada griega tradicional. Está llena de pepinos, tomates, aceitunas kalamata, cebollas y, por supuesto, feta. He añadido algunos garbanzos y espinacas pequeñas para que sea una comida completa. Viene con un aderezo sencillo, es lo más fácil de hacer y se prepara en un instante. Sírvelo para comer o cenar con un buen pan crujiente.

Ensalada griega de garbanzos con espinacas

Inicio » Ensaladas » Ensalada griega de garbanzos con espinacas Saltar a la recetaHace tiempo que no comparto una ensalada con vosotros, así que he pensado en compartir una hoy. Y con este clima inusualmente cálido, he estado haciendo más ensaladas. Esta Ensalada Griega de Garbanzos es una ensalada sabrosa y completa, lista en un momento y perfecta para el almuerzo.
Esta ensalada griega de garbanzos llena y está llena de sabor. Nos gusta comerla sola con un buen pan crujiente. Sin embargo, también es estupenda como guarnición. Así que si comes carne o pescado, esta sería una gran ensalada de acompañamiento. También es ideal para servir a una multitud, así que si tienes una reunión familiar o una barbacoa, es perfecta.
Esta ensalada tiene todos los sabores de una ensalada griega tradicional. Está llena de pepinos, tomates, aceitunas kalamata, cebollas y, por supuesto, feta. He añadido algunos garbanzos y espinacas pequeñas para que sea una comida completa. Viene con un aderezo sencillo, es lo más fácil de hacer y se prepara en un instante. Sírvelo para comer o cenar con un buen pan crujiente.

Receta de garbanzos y espinacas

En esta receta de ensalada de garbanzos y espinacas, el versátil garbanzo se vuelve exótico en un aderezo de limón y comino profundamente especiado y aromático. Las hierbas le dan un toque de frescura inconfundible, y las espinacas proporcionan un tierno lecho. Una cobertura de yogur con infusión de naranja para la ensalada crea un contraste fresco y cremoso. Está muy bien servida con chips de pita especiados o pan fresco.-Ellie Krieger
Bueno, ¡claro que se puede! Pero habrá que planearlo con antelación, en lugar de abrir una lata y echarlas en un bol. Puedes ponerlos en remojo a fuego lento o rápido. Para un remojo lento, échalos en un bol y cúbrelos con mucha agua fría. Añade una cucharada de bicarbonato por cada 500 gramos de garbanzos para obtener un resultado más suave. Déjelos en remojo de 8 a 12 horas. Para un remojo rápido, colócalos en una cacerola y cúbrelos con mucha agua fría (y, de nuevo, con bicarbonato si lo utilizas). Llevar a ebullición y continuar hirviendo durante 1 minuto. Apaga el fuego y déjalo durante 1 hora. Ya está.
En un bol mediano, combina los garbanzos, el perejil y la cebolla. En un bol pequeño, bate el aceite, el zumo y la ralladura de limón, el comino, la cayena, la sal y la pimienta negra. Vierte el aderezo sobre la mezcla de garbanzos y revuélvelo para que quede bien cubierto.