Pintauñas seco como arreglar

Pintauñas seco como arreglar

belleza

Diluyente de esmalte de uñas supernail

Uno de los mejores trucos para arreglar el esmalte de uñas seco es añadir dos o tres gotas de acetona al frasco. Realiza este paso con cuidado, sin pasarte, para evitar conseguir el efecto contrario y que la laca quede demasiado líquida. Cierra el frasco, agítalo enérgicamente, prueba si funciona y añade un poco más de acetona si es necesario.
Si no tienes acetona, puedes utilizar quitaesmalte líquido, éste también puede funcionar para recuperar el estado inicial de tu esmalte. Sólo tienes que seguir el procedimiento anterior y tu esmalte de uñas volverá a estar listo para su uso.
Otra solución que puedes probar si tu esmalte de uñas está seco es meter el frasco en agua caliente. Para ello, sólo tienes que calentar una taza de agua, poner el frasco bien cerrado dentro y dejarlo reposar durante unos minutos a fuego lento. Cuando lo retires del fuego, el esmalte tendrá una textura mucho más líquida.
Además de estos consejos para recuperar el esmalte de uñas seco, en muchos casos también necesitarás una solución que te ayude a abrir un frasco de esmalte de uñas cuando la parte superior está atascada. En esta situación, basta con sumergir el frasco en agua caliente durante unos minutos para ablandarlo. Entonces podrás abrir fácilmente la tapa y empezar a pintar tus uñas.

Trucos para pintar las uñas en seco

No hace falta ser una manicurista profesional para hacer un buen trabajo pintando las uñas, pero sí hay que tener cuidado con algunos errores comunes del esmalte de uñas, desde usar un esmalte viejo hasta hacerse las uñas justo antes de acostarse. Todas cometemos estos errores de esmaltado (y sí, saber cuánto tarda en secarse el esmalte de uñas es la mitad de la batalla), así que ten por seguro que no estás sola.
“Exponer el esmalte de uñas al calor y al vapor de la ducha puede hacer que burbujee o se emborrone”, dice Danielle Candido, experta en manicura de Gelish. “Es mejor esperar una hora completa después de hacer la manicura antes de ducharse”.
“Un truco súper fácil para ayudar al proceso de secado es esperar uno o dos minutos a que el esmalte empiece a fijarse, y luego dejar correr agua muy fría sobre las manos durante unos tres minutos”, dice Candido. “El agua fría ayuda a que el esmalte se fije más rápido”. Sin embargo, advierte, “ten cuidado de no dejar correr el agua directamente sobre las uñas, ya que la fuerza del agua puede hacer que el esmalte se manche”.
“Saltarse el topcoat no sólo reduce el acabado brillante de la manicura, sino que también acorta su duración”, dice Candido. También recomienda aplicar una capa adicional de topcoat cada dos días para una duración aún mayor.

Ver más

Si tu esmalte de uñas se ha secado o se ha vuelto pegajoso, ¡no temas! Devolverle la vida no podría ser más fácil. Basta con añadir un par de gotas de quitaesmalte al frasco, cerrar la tapa y agitar. En tan sólo unos segundos tu esmalte volverá a la vida y estará listo para ser utilizado.
Ojo, aunque este truco revive una laca sin vida, no lo hace sin compromiso. Añadir quitaesmalte a un esmalte debilita su calidad y pigmentación. Sin embargo, una vez que se vuelve pegajoso es inutilizable de todos modos, así que qué más da…

Cómo arreglar el esmalte de uñas

en IntroducciónRepítaloUpvoteYa se ha dicho un par de veces, pero un poco de repetición nunca viene mal. POR FAVOR absténgase de usar acetona u otros removedores de esmalte de uñas para diluir un esmalte. Funcionará en el sentido de que se diluirá y se aplicará. Sin embargo, rompe el esmalte (de ahí que sea un “quitaesmalte”) y acabará arruinando tu(s) esmalte(s) favorito(s). Según mi experiencia, una vez que se haya secado será más opaco, se astillará más fácilmente y, con el tiempo, se volverá arenoso hasta el punto de tener un aspecto desigual y terrible en la uña. Utiliza siempre un diluyente especial para diluir los esmaltes de uñas. Puedes conseguir un frasco a un precio razonable en casi cualquier tienda de artículos de belleza o en línea y te durará “para siempre”. Y lo que es más importante, tus esmaltes se mantendrán felices y brillantes… puedes usar removedores para diluir si realmente lo necesitas, como si estuvieran casi vacíos o no te importara ese esmalte en particular. Aplícale una buena capa protectora brillante y ya está. Pero si es uno de tus favoritos, no lo hagas. 0Sophia3kerr