Lo bueno de tener un mal dia

Lo bueno de tener un mal dia

belleza

Cuando tienes un mal día

¿Has tenido recientemente uno de esos días en los que no quieres salir de la cama? Esos días en los que la idea de hacer ejercicio o de estar rodeado de gente te da asco. Si has tenido estos «días malos» antes, sabes que no es una gran sensación. Así que para ayudarte, en esta entrada del blog voy a destacar 10 razones por las que está bien que tengas MALOS DÍAS.
Honestamente, he tenido toneladas de días malos este año, no estoy segura de por qué pero los he tenido. Me parezco mucho al pug de la foto de arriba en mis días malos lol. Pero, me ocupo de los días malos un poco diferente de lo que usted piensa. Sigo viendo programas de televisión en Netflix, comiendo mi comida favorita y durmiendo muchas siestas, pero afronto mis «días malos» CON MENTE.
Cuando tengas días malos quiero que tengas en cuenta las 10 razones siguientes. Cuando lo hagas, tu mentalidad cambiará automáticamente a una mentalidad consciente, ¡y tus días malos no serán sólo «días malos»!
Bueno, si no eres un extraterrestre de Marte, o si no eres un robot, odio tener que decírtelo pero eres humano. Esto significa que tienes emociones, TODAS las emociones. Por lo tanto, es inevitable que tengas días malos.

Hoy es un mal día para mí

Escanear activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Tanto si te levantas con el pie izquierdo como el protagonista malhumorado del libro infantil Alexander y el terrible, horrible, no bueno, muy mal día, como si te encuentras con una serie de grandes inconvenientes a lo largo de la mañana, nunca es divertido sentir que tienes un mal día.
Aunque no se pueden resolver exactamente todos esos problemas ni pulsar el botón de reinicio en un día «malo», hay algunas cosas menores que se pueden hacer para interrumpir y redirigir el ciclo. De hecho, la clave es ponerse en un mejor estado de ánimo para poder hacer frente más fácilmente a todas las cosas desafortunadas que se acumulan. Para ayudarte a mejorar tu estado de ánimo y recuperar el rumbo, prueba las siguientes 31 cosas que puedes hacer cuando tengas un mal día. Por lo menos, te ayudarán a tener un mejor día mañana.

¿por qué tengo un mal día?

Estás teniendo un mal día. Podrías optar por regodearte en él y ser malhumorado y miserable, pero tú (por no hablar de todos los que te rodean) serás mucho más feliz si encuentras la manera de salir de él. La ciencia tiene respuestas.
Las emociones negativas y el estrés tienen efectos físicos. Nuestros músculos se tensan. Nuestro ritmo cardíaco aumenta. Nuestra respiración se vuelve más pesada o demasiado superficial. Puede que ni siquiera notes estos síntomas de estrés en el momento, pero si alguna vez has vuelto a casa después de un día difícil sintiéndote dolorido y agotado, es probable que el estrés sea el culpable.
Detente. Respira. De hecho, haz algunas respiraciones meditadas utilizando la técnica 4-7-8, una práctica que se utiliza a menudo en el yoga y la meditación. (La técnica 4-7-8 es esencialmente una modificación de la respiración pranayámica).
Busca un lugar tranquilo y cómodo donde puedas estar a solas durante unos minutos. Presta atención a tu respiración natural durante un rato y permítete estar en silencio. Deja que desaparezca cualquier distracción de tu entorno. A continuación, inspira contando hasta cuatro, mantén la respiración contando hasta siete y exhala lentamente contando hasta ocho. Repite esto varias veces hasta que te sientas relajado.

Significado de tener un mal día

Todos tenemos días en los que las cosas no parecen ir bien o no nos sentimos muy felices o positivos. Aquí tienes algunos consejos rápidos para ayudarte a sentirte un poco mejor y 20 cosas sencillas que puedes hacer cuando tengas un mal día.
CONOCETE A TI MISMOA menudo, cambiar el ritmo, cambiar de tarea (y de enfoque) y hacer algo un poco diferente puede ser todo lo que necesitas para levantarte y salir. También es importante que te conozcas a ti mismo: algunos momentos del día o días del mes son más difíciles que otros. Algunos nos sentimos con más energía o motivación por la mañana, otros son noctámbulos. Conoce tu cuerpo y escucha sus altibajos naturales. Intenta hacer las cosas cuando te sientas más productivo y eficaz, y sé más tolerante cuando no te sientas tan bien.