Ejercicios para tonificar piernas

belleza

Flexiones

Lleva tus piernas al siguiente nivel con este entrenamiento de piernas de 30 minutos con el peso del cuerpo, que garantiza la escultura y la forma de las piernas, los glúteos y los muslos. Tonifica y endurece la musculatura de las piernas en casa con estos 7 fantásticos ejercicios. Este entrenamiento incluye únicamente movimientos con el peso del cuerpo, sin necesidad de equipamiento.
Si quieres centrarte realmente en las piernas durante la semana, deberás incluir un entrenamiento de piernas no más de 2 ó 3 días por semana. Complemente el resto de la semana con una variedad de otros entrenamientos para equilibrar su programa de ejercicios y dirigirse a otras áreas del cuerpo.

Retroalimentación

La parte interna de los muslos suele estar poco trabajada, pero fortalecerla es importante para estabilizar las caderas, las rodillas, la zona lumbar y el tronco. La famosa entrenadora Megan Roup, fundadora de The Sculpt Society, dice que es importante recordar que el entrenamiento puntual no siempre funciona y que hay que asegurarse de seguir un programa de ejercicios para todo el cuerpo que incorpore tanto ejercicios cardiovasculares como de fortalecimiento. Karena Dawn y Katrina Scott, entrenadoras personales y cofundadoras de Tone It Up, también hacen hincapié en centrarse en la conexión mente-músculo. “En lugar de limitarse a realizar los movimientos de un ejercicio, piense activamente en la participación del músculo y empezará a ver resultados reales y medibles”, dice Scott. Plan de entrenamiento de 10 minutos para la cara interna de los muslos:
Este movimiento no sólo se dirige a la parte interna de los muslos, sino que también estimula los glúteos. Intenta incorporar bandas de resistencia que requieran una gran cantidad de control y concentración para ayudar a mejorar las partes excéntricas y concéntricas del movimiento. Cómo hacerlo:

Ejercicio para reducir los muslos

Cómo: Póngase de pie con los pies separados a la anchura de las caderas y sostenga una pesa delante del pecho, con los codos apuntando hacia el suelo. Empuje las caderas hacia atrás y doble las rodillas para bajar a una sentadilla. Empuja hacia atrás para volver a empezar. Eso es una repetición. Haz tres o cuatro series de 10 a 12 repeticiones, luego descansa de 30 a 60 segundos y continúa con el siguiente movimiento. (Recuerda: estás haciendo siete u ocho repeticiones en total.)➡ Únete a WH Stronger hoy y obtén acceso ilimitado a contenido digital, entrenamientos exclusivos y mucho más: Esta forma de cargar tus sentadillas para principiantes también activa tu núcleo.2. Caminata lateral con banda
Cómo hacerlo: Coloca una mini banda de resistencia unos centímetros por encima de los tobillos y ponte de pie con los pies separados a la anchura de la cadera y las rodillas ligeramente dobladas. Manteniendo el tronco apretado, da un paso con el pie izquierdo hacia el lado, seguido del derecho. Eso es una repetición. Haz tres o cuatro series de 10 a 12 repeticiones por lado, luego descansa de 30 a 60 segundos y continúa con el siguiente movimiento. (Recuerda: haces siete u ocho repeticiones en total): Este movimiento calienta los glúteos y golpea los músculos medios de los glúteos, que a menudo se pasan por alto.3. Levantamiento de piernas muerto con una sola pierna

Ejercicios de piernas en casa | sin equipamiento

Es más fácil de lo que crees conseguir una mitad inferior envidiable. Prueba estos movimientos de hombre perezoso para endurecer los muslos desde el suelo, el sofá o la cama siempre que tengas unos minutos extra. Haz de 10 a 15 repeticiones de cada ejercicio en el orden que se indica a continuación, luego cambia de lado y repite. Realiza este entrenamiento al menos cuatro días a la semana para obtener resultados que te ayuden a meterte en esos pantalones de piel.
1. Elevación básica de piernas: Túmbate sobre el lado derecho con las piernas estiradas, los pies flexionados y el codo derecho doblado de forma que la mano derecha apoye la cabeza. Lleva la pierna derecha ligeramente hacia delante y dobla la rodilla unos 90 grados. Manteniendo los hombros y las caderas apilados, los abdominales apretados y la pierna izquierda estirada, engancha la parte exterior del muslo para levantar la pierna izquierda unos 45 grados del suelo. Haz una pausa y baja con control. Eso es una repetición.
2. Elevación de la pierna con la rodilla dentro: Túmbate sobre el lado derecho con las piernas estiradas y el codo derecho doblado de forma que la mano derecha apoye la cabeza. Lleva la pierna derecha ligeramente hacia delante y dobla la rodilla unos 90 grados. Manteniendo los hombros y las caderas apilados, los abdominales apretados, la pierna izquierda estirada y los dedos del pie izquierdo en punta, engancha la parte exterior del muslo para levantar la pierna izquierda unos 45 grados del suelo. Sin dejar caer la pierna, doble la rodilla izquierda mientras la lleva hacia su núcleo. A continuación, suelta la pierna en el aire y baja con control hasta que los dedos de los pies estén a centímetros del suelo. Eso es una repetición.