Ejercicios para muslos internos flacidos

Belleza

Ejercicios de tonificación para la cara interna de los muslos

El entrenamiento ideal para la parte interior de los muslos -que destruya la grasa y desarrolle los músculos- es difícil de encontrar. Por suerte para ti, hemos investigado.  Haz estos siete ejercicios tres días a la semana y empezarás a ver los muslos tonificados en poco tiempo.
Desde el momento en que nacemos y respiramos por primera vez, estamos siendo socializados o aprendiendo lo que significa ser un miembro de la cultura en la que hemos nacido. Empezamos a aprender, a través de señales, mensajes, observaciones e imágenes tanto sutiles como manifiestas, cuáles son los valores y las normas de esa cultura en ese momento y lugar. Aprendemos lo que es aceptable, deseable, digno, valioso… y lo que no lo es.
Micha Shaw, ex nadadora profesional, nos guía a través de cinco posturas de yoga que ayudan a los atletas que realizan movimientos repetidos día tras día, no sólo a aumentar la flexibilidad, la movilidad y la fuerza, sino también a tomar conciencia de los patrones de movimiento, mejorar el rendimiento y mantenerse libre de lesiones.

Extensión de piernas

La parte interna de los muslos suele estar poco trabajada, pero fortalecerla es importante para estabilizar las caderas, las rodillas, la parte baja de la espalda y el núcleo. La famosa entrenadora Megan Roup, fundadora de The Sculpt Society, dice que es importante recordar que el entrenamiento puntual no siempre funciona y asegurarse de seguir un programa de ejercicios para todo el cuerpo que incorpore tanto ejercicios cardiovasculares como de fortalecimiento. Karena Dawn y Katrina Scott, entrenadoras personales y cofundadoras de Tone It Up, también hacen hincapié en centrarse en la conexión mente-músculo. «En lugar de limitarse a realizar los movimientos de un ejercicio, piense activamente en la participación del músculo y empezará a ver resultados reales y medibles», dice Scott. Plan de entrenamiento de 10 minutos para la cara interna de los muslos:
Este movimiento no sólo se dirige a la parte interna de los muslos, sino que también estimula los glúteos. Intenta incorporar bandas de resistencia que requieran una gran cantidad de control y concentración para ayudar a mejorar las partes excéntricas y concéntricas del movimiento. Cómo hacerlo:

Qué causa la grasa de la cara interna del muslo

De todas las partes del cuerpo que la gente dice que hay que trabajar, no se presta mucho tiempo y atención a la cara interna del muslo. Pero tanto si eres una mujer joven como si eres una mujer mayor, si llevas pantalones cortos y sabes que no has trabajado la parte interna de los muslos, el movimiento que puedes ver mientras te paseas con tus tacones probablemente te llame la atención (y se convierta en la pesadilla de tu existencia durante unos 10 segundos). Pero si realmente quieres hacer un esfuerzo para endurecer y tonificar la parte interna de los muslos, las sentadillas con curvas, los ejercicios con bandas de resistencia y estos cinco impresionantes movimientos te ayudarán a ver la diferencia ahí abajo en un abrir y cerrar de ojos, si trabajas con constancia en esa zona.
De pie, con los pies abiertos y las puntas de los pies hacia fuera, dobla las rodillas, empuja el trasero hacia atrás y baja en cuclillas. Asegúrate de mantener la espalda recta. Mantén las rodillas alineadas con los dedos de los pies y, después de agacharte, levántate (no despacio) y vuelve a la posición inicial. Si realmente quieres ampliar las cosas, las sentadillas plié son maravillosas con mancuernas.

Los mejores ejercicios para la cara interna de los muslos y los glúteos

Tanto si haces una estocada hacia delante como hacia atrás, estás mejorando la amplitud de movimiento y la flexibilidad de tus caderas. También trabajas los cuádriceps para conseguir unos muslos increíblemente fuertes. Cómo hacer estocadas hacia delante: Ponte de pie con los pies juntos y sujeta una mancuerna en cada mano. Da un gran paso hacia delante con el pie izquierdo y baja el cuerpo en una zancada hasta que la rodilla derecha esté sobre el suelo. Tu pierna izquierda debe formar un ángulo de 90 grados en la parte delantera y tu pierna derecha un ángulo de 90 grados en la parte trasera. A medida que te fortalezcas, puedes hacer que tu pierna trasera toque el suelo antes de empujar el pie delantero para ponerte de pie. Esto es una repetición. Alterne las piernas.
Esta variación de la zancada trabaja en el plano frontal del movimiento (de izquierda a derecha), fortaleciendo la parte interna de los muslos y los glúteos. Esta zancada lateral ayuda a fortalecer y mejorar el equilibrio de cada pierna. Cómo hacer una zancada lateral: Ponte de pie con los pies juntos y sujeta una mancuerna en cada mano. Da un gran paso hacia tu lado izquierdo, luego baja tu cuerpo en una zancada, doblando hacia adelante en las caderas y manteniendo el pecho levantado. La pierna derecha debe estar recta con los dedos del pie apuntando hacia delante. Empuja con el pie izquierdo mientras mantienes el pie derecho firmemente en el suelo y vuelve a la posición inicial. Esto es una repetición. Alterne las piernas.